Toma nota

Sambal, una muestra de la buena cocina de Cantabria con platos de notable alto

La mejor opción para probar un mayor número de platos reduciendo la cuenta final es apuntarse a los menús:  uno a 52€ y una versión más larga a 68€.

Sambal
 

Es de celebrar y aplaudir como, cada vez más, se encuentran muestras de que la cocina cántabra ha ido dejando atrás las ataduras que, unos cánones demasiado rígidos y tradicionales, le impedían evolucionar para competir con sus vecinos vascos y asturianos. Cada vez son más los restaurantes que siguiendo la estela marcada por Jesús Sánchez en El Cenador de Amos y Oscar Calleja en Annua, como los representantes más destacados de la alta cocina de la zona. Cómo cada vez más cocineros se atreven a proponer una cocina más evolucionada, más conceptual, construida sobre la misma base de producto y sabor.

En Cantabria se encuentran algunos de los paisajes más sugerentes de toda España, desde los verdes de su interior a algunas de las playas más espectaculares de nuestras costas. De Oriente a Occidente Cantabria está salpicada de postales de una belleza sobrenatural. Playas salvajes como la de Langre, de olas como la de Somo, largas lenguas de arena como El Puntal, de Parques Naturales como la de Oyambre, de Leyendas como El Pájaro Amarillo y paradisiacas como la de Trengandín en Noja. A escasos metros de las olas de la playa de Ris, mirando al green del campo de golf municipal, Sambal, ofrece su mejor versión.

Javier Ruiz se atreve y de hecho propone una cocina bien construida sin apenas peros, en la que la mayoría de los platos alcanzan sobradamente un notable alto. La cocina de Ruiz es de esa que se llama de autor, porque Javier imprime su propia versión, actualizando las recetas de siempre, empleando el gran producto cántabro en una carta muy corta, y por tanto muy controlada, en la que cada plato esta bien trabajado. La mejor opción para probar un mayor número de platos reduciendo la cuenta final es apuntarse a cualquiera de los dos menús; unos a 52€ y una versión más larga a 68€.

Destacar un arroz marino en el que emplea algas que imprimen un sabor yodado y marino de cierta intensidad. Un arroz bien cocido, en el que cada grano mantiene su propio cuerpo, pero meloso en boca. La papada de cerdo blanco, con carabinero, en su propio jugo muestra gran personalidad. Los callos de bacalao ricos. El chicharro negro crujiente escalibado, uno gran plato muy logrado que sorprende. La jibia con garbanzos especiados, tiene intenciones, pero está menos integrado. El lomo de wagyu perfectamente elaborado, sellado por fuera para mantenerse jugoso y rojo por dentro.

El comedor es una especie de pabellón luminoso, espacioso y amplio. Idóneo para los días soleados y con buen tiempo. Su sala se muestra abierta al paisaje verde del exterior que se cuela por sus enormes ventanales para formar parte de la decoración del establecimiento. Dentro, la decoración es ligera, las mesas se visten de blanco para dar más consistencia al espacio. La bodega es inusualmente corta (acostumbrados a cartas líquidas infinitas). Blancos que se elaboran a unos pasos de Sambral; Riberas de etiquetas desconocidas y Riojas más previsibles, entre los que se cuelan algunas bodegas jóvenes e interesantes.

Sambal

Calle El Arenal
Noja
Cantabria
Teléfono: 942 63 15 31

Ahora en Portada 

Comentarios