Para disfrutar de su luna de miel

Así es el Fairmont Jasper Park Lodge que espera a Meghan y Harry en Canadá

Canadá es una tierra infinita de paisajes en los que muchas veces ni siquiera se imagina el horizonte.

Jaspser
 

Canadá es uno de los grandes desconocidos para el viajero europeo y más concretamente para el español. El país norteamericano es uno de los más vanguardistas del mundo que, eclipsado por la fama de su vecino del sur, esconde paisajes de ensueño, inimaginables hasta que uno los contempla asombrado por primera vez. Ofrece tal nivel de tranquilidad a sus visitantes que, rara vez, ocupa un lugar destacado en la actualidad. Tal vez desde que nuestro Rey Felipe estudió su master allí Canadá nos pasó inadvertido hasta que los actuales príncipes ingleses Meghan y Harry han decidido visitarlo pasar su luna de miel.

Canadá es una tierra infinita de paisajes en los que muchas veces ni siquiera se imagina el horizonte. En Alberta, en pleno Parque Natural de Jasper, a unas cinco horas en coche desde Calgary, la ciudad importante más cercana encontramos unos verdes y una naturaleza como no la conocemos en la vieja Europa. Esa carretera nos conduce entre bosques de colores intensos y una vegetación exuberante que va cambiando a montañas y riscos impresionantes y glaciares que conforman el paisaje de la que es considerada auténtica joya del oeste de Canadá. Probablemente la ruta en coche más alucinante que puedan hacer nunca.

Una tierra de altas montañas, largos glaciares profundos cañones e inmensos lagos de proporciones desconocidas en este lado del mundo que, al atravesar Sunwapta, nos adentra en el Parque Jasper. Desde allí por una carretera centenaria se llega hasta la orilla del río Arhabasca. Una tierra remota con tan escaso nivel de polución que en los fríos días de invierno se puede llegar a ver destellos de la Aurora Boreal. Ahora con la primavera avanzada no hay mejor plan que adentrase en sus sinuosas carreteras con una legendaria Harley Davidsson equipada con sidecar que alquilan en Jasper Motorcycle Tour.

A los pies del lago Beauvert en una extensión de 700 hectáreas de paisajes espléndidos El Fairmont es uno de los complejos hoteleros más lujosos en millas a la redonda. Comenzó su historia en 1915 con una decena de grandes tiendas de campaña con suelo de madera y todas las comodidades posibles de la época. Si la llegada del tren hasta la cercana ciudad de Tent dio un impulso al complejo, el rodaje de una película en la que Marylin Monroe encabezaba el reparto logró situar en el mapa el parque y las Montañas Rocosas. Cuando se alojaron los reyes de Gran Bretaña en 1929 y de nuevo la reina Isabel en 2005 el despegue como hotel de lujo fue definitivo. El Fairmont es el lugar elegido por los príncipes Meghan y Harry.

Tras una última remodelación de más de 16 millones de dólares, el Fairmont está plenamente actualizado para acoger invitados de la talla del príncipe Harry y su esposa Meghan. Un conjunto de cabañas de una decena de cabañas de lujo. Los príncipes se alojan en el bungalow superior llamado Miligan, con una superficie de 657 m2, ocho habitaciones, cuatro de ellas con camas tamaño King size. El complejo cuenta con varios restaurantes pero seguro que los príncipes optarán por las cenas y barbacoas que el equipo del chef Robert Chafe prepara de forma privada en cada ‘lodge’.

El Fairmont ofrece un sinfín de actividades entre las que, ahora en verano, recomiendan rutas de senderismo para adentrarse en la naturaleza salvaje del parque, paseos a caballo, canoas para cruzar el lago y pasar un día en la otra orilla. Ascensos en cabina hasta las cumbres cercanas, incluso a pie para los más atrevidos y excursiones en helicóptero para los más pudientes para poder apreciar en toda su extensión las maravillas del lugar. El Club de golf está catalogado como el mejor campo de golf del país durante los últimos 20 años. Rutas de medio día para descubrir la rica fauna de osos, ciervos, lobos y zorros; entre otros.

Ahora en Portada 

Comentarios