Lunes, 16.09.2019 - 19:22 h
¿El mejor product placement de la historia?

La fórmula de Coca-Cola que fracasó en 1985 triunfa en 2019 con Stranger Things

New Coke apenas estuvo en el mercado tres meses y le costó millones de euros a la compañía; ahora, tendrá una segunda vida con una edición limitada.

La fórmula de Coca-Cola que fracasó en 1985 triunfa en 2019 con Stranger Things
La fórmula de Coca-Cola que fracasó en 1985 triunfa en 2019 con Stranger Things. / Netflix / Stranger Things

Era lo esperado por los fans y la tercera temporada de Stranger Things no ha defraudado: es un cúmulo inagotable de nostalgia. Desde el estreno de 'Regreso al futuro' el 3 de julio de 1985 (la fecha real del primer pase en EEUU) hasta la arcaica tipografía que se puede leer en el Burger King del centro comercial de Hawkins, todos los elementos de la serie no solo huelen a años 80, sino que están cuidados al mínimo detalle para que concuerden históricamente. La intención, evidentemente, es que el espectador pueda saborear de nuevo aquella época. Y, en esa receta, no podía faltar la Coca-Cola: con la aparición en escena de New Coke, la compañía pretende dar una nueva oportunidad a uno de sus mayores fracasos, una fórmula que apenas duró tres meses en el mercado y que terminó costándole millones.

Es una estrategia calcada a la que han seguido otras compañías como McDonald's con su McRib. Cuando formaba parte del menú, era una de las hamburguesas que menos se vendía y, por eso, fue retirada del mercado. Sin embargo, rescatándola para ediciones limitadas de pocos meses logran un objetivo doble: por un lado, hacen caja con los fanáticos y nostálgicos de ese producto; por otro, sirve para testear su cuota de mercado actual y si merecería la pena volver a incluirla en su carta de forma definitiva. Por eso, esta es la tercera vez que Coca-Cola ha tratado de reavivar la New Coke, lanzando una edición limitada de 500.000 latas coincidiendo con el estreno de la tercera temporada de 'Stranger Things'.

Porque los responsables de 'product placement' de grandes compañías como Nike, Kellogg's o Kentucky Fried Chicken han encontrado un filón con 'Stranger Things', ya que el contexto de la serie permite no solo colocar sus productos, sino directamente rescatar artículos creados específicamente para la serie. Por ejemplo, Burger King ha lanzado una hamburguesa (un Whopper 'del revés') para celebrar el estreno de la tercera temporada la semana pasada en Netflix; por su parte, Nike ha lanzado una nueva línea de zapatillas inspiradas en el instituto de Hawkins.

Pero el caso de Coca-Cola va mucho más allá de un simple 'product placement', sino que ha logrado patrocinar parte del guion de la última temporada de 'Stranger Things'. Es cierto que la escena que protagoniza New Coke no afecta lo más mínimo a la trama, pero no deja de sorprender que durante nada menos que un minuto (de los aproximadamente 50 que dura cada uno de los ocho últimos capítulos) la New Coke no solo aparezca en escena, sino que toda la conversación se centre en su sabor. En el siguiente vídeo se puede apreciar (en inglés).

La fórmula de Coca-Cola que duró 79 días

La polémica que surge por la New Coke entre los jóvenes protagonistas de 'Stranger Things' refleja la división que se generó a partir del 23 de abril de 1985, cuando salió al mercado. La intención era renovar la fórmula clásica de Coca-Cola y, sobre todo, acercar su producto al de Pepsi. Por eso se buscó una receta que hiciese la bebida más dulce y parecida a la del mayor rival histórico de la compañía. Sin embargo, la recepción por parte de los consumidores fue tremendamente mala, obligando a Coca-Cola a dar marcha atrás y volver a la fórmula original solo 79 días después de su estreno.

El fracaso fue tal que es considerado uno de los mayores errores estratégicos de la compañía: además de los cuatro millones de dólares que Coca-Cola invirtió en campañas de marketing para promocionar la New Coke, la empresa perdió casi 30 millones de dólares por el inventario no vendido de la bebida. El presidente de Pepsi en aquel momento, Roger Enrico, se llegó a mofar entonces de la New Coke llamándola "el Edsel de los 80", en referencia al coche de Ford que es considerado como uno de los mayores fracasos automovilísticos de la historia, en el que el fabricante invirtió 250 millones de dólares (una cuarta parte de su presupuesto) para crear un carro de 350 CV, motores V8 y un consumo de más de 20 litros a los 100 kilómetros que absolutamente nadie necesitaba en 1957.

Sin embargo, desde Coca-Cola argumentan que el lanzamiento de la New Coke tenía sentido. "Se cambió la legendaria fórmula secreta de Coca-Cola, adoptando una nueva fórmula que eligieron en las pruebas de sabor casi 200.000 consumidores. Lo que estas pruebas no mostraron, por supuesto, fue el vínculo que los consumidores sentían con su Coca-Cola [original], algo que no querían que nadie manipulara", explican en un post respecto a su versión de aquel fracaso.

Desde el lanzamiento de la New Coke, las quejas de los consumidores ascendieron hasta que colapsaron la línea de atención al cliente, tal y como reconoce Coca-Cola, que en junio de 1985 recibía hasta 1.500 llamadas al día de personas que exigían la vuelta a la fórmula original. Solo dos días después del anuncio del regreso de la Coca-Cola original, la compañía recibió "31.600 llamadas telefónicas. Coca-Cola era obviamente más que un refresco", aseguran en el post.

Pero Coca-Cola no se dio por vencida. En 1992, reutilizó la fórmula de la New Coke y creó con ella una bebida distinta a la original, a la que llamó directamente Coke II. Aunque estuvo en el mercado hasta 2002, nunca terminó de convencer a los consumidores, que seguían prefiriendo la fórmula original. Ahora, casi dos décadas después, la fórmula fallida de 1985 tendrá una tercera oportunidad de triunfar; en el peor de los casos, la edición limitada probablemente será todo un éxito este verano gracias al tirón de 'Stranger Things'.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios