Miércoles, 22.05.2019 - 09:32 h
En plena campaña electoral

La población busca responsables por el cambio climático

Las industrias de combustibles fósiles y los gobiernos serán los mayores afectados.

Sequía, cambio climático

El cambio climático es uno de los males endémicos de nuestro tiempo. La preocupación se traslada hasta los programas electorales de los partidos de cara a las próximas elecciones . Es un tema que preocupa a todo el planeta. Un tema candente que no deja de aparecer en conversaciones como un recurrente a la impotencia de resolución  y un problema que hay que atajar de algún modo para salvar nuestro planeta y nuestra propia existencia. Un tema que se enlaza directamente cada día más con las energías más renovables .

Si antes, industrias nocivas para nuestra salud fueron perjudicadas directamente debido a demandas de la población, el estado y los propios consumidores, ahora le llega el turno a otras industrias que inciden en el ecosistema y al propio gobierno.

El perjuicio del medioambiente como nuestro perjuicio personal

“8 ciudades, 5 condados y 1 estado de los EE. UU. están demandando a algunas de las compañías de combustibles fósiles más grandes del mundo por vender productos que contribuyen al calentamiento global y engañan al público sobre sus daños”, anuncia Umair Irfan en un artículo para Vox.

Paralelamente, 21 jóvenes intentan suspender el desarrollo de combustibles fósiles como parte de su caso de derechos climáticos de alto perfil. Un caso que está en pleno desarrollo: Juliana vs. Estados Unidos

Este impulso mediambuental está creciendo en otros países también. Como es el caso de Canadá, los Países Bajos e Irlanda. En estos países, los ciudadanos llevan a sus gobiernos a los tribunales para exigir políticas más ambiciosas para combatir el cambio climático.

“Con tantas demandas presentadas en tantas jurisdicciones, la probabilidad de que un caso climático llegue a un juicio está creciendo. Fuera de la sala de audiencias, la opinión pública está empezando a cambiar, con una mayoría de estadounidenses que quieren que el gobierno aborde el cambio climático, según varias encuestas recientes”, asegura Irfan.

La prehistoria de las nuevas demandas medioambientales

Al igual que todo, esto no es nuevo. Son muchas las personas que llevan luchando mucho tiempo por cuidar la salud de nuestro planeta y por extensión la de todo su ecosistema y, por ende, la nuestra. Para esto, el litigio -las demandas-, han sido un arma más que importante. Una estrategia crucial para el activismo ambiental desde los años 60 y 70.

De hecho, se ganaron algunas batallas. “La Agencia de Protección Ambiental se vio obligada a regular el dióxido de carbono para combatir el cambio climático como resultado de una decisión de la Corte Suprema de 2007 en EE.UU.”, apunta Irfan.

Los factores que integran las nuevas demandas

Esta nueva ola de litigios que se están sucediendo llega impregnada de aires renovados. Cuestiones nuevas que no se habían tratado aún en el contexto del cambio climático.

· Para los gobiernos locales que demandan a las compañías de combustibles fósiles, la lucha recae sobre quién va a pagar por los daños derivados del aumento de las temperaturas promedio.

· Los jóvenes, en sus demandas, incluyen la cuestión clave de si un clima estable es un derecho civil.

· Uno de los factores más importantes en cada una de las demandas es la base científica sobre las que se sustentan (el conocido ciclo de los gases invernadero)

Así que el verdadero problema reside en ser primerizos. “Dado que los principios legales que invocan estas demandas nunca se han aplicado al cambio climático, los resultados pueden establecer enormes precedentes legales”, asegura Irfan.

Dependiendo de cómo se decidan, estas demandas podrían abrir las compuertas a nuevos litigios. Al mismo tiempo, los jueces no están todavía seguros de cómo proceder y han llegado a conclusiones muy diferentes sobre juicios similares.

Ahora en Portada 

Comentarios