Miércoles, 12.12.2018 - 00:16 h
El 40% de los españoles admite que no lee

Si quieres tener éxito (y vivir 100 años) empieza por leer más libros

Varios estudios apuntan a que la lectura incrementa la creatividad, prolonga la vida y está relacionada con el logro de objetivos.

Libros
Las personas con éxito se definen a sí mismas como ávidas lectoras / Pixabay

Las prisas, ajetreos y vaivenes de nuestra vida cotidiana apenas nos dejan tiempo para descansar. Y el escaso del que disponemos solemos emplearlo en actividades que no requieran de algún tipo de esfuerzo intelectual: según el barómetro del CIS de julio de 2017, -el último en el que se preguntaba sobre ocio y tiempo libre-, la mayoría de los españoles preferimos dar un paseo o ver la televisión antes que escuchar música o leer libros cuando tenemos un hueco libre en nuestra agenda. Sin embargo, la importancia de la lectura va más allá del mero entretenimiento, ya que las últimas investigaciones sugieren que sus beneficios pueden extenderse a la salud e, incluso, al éxito profesional, tal y como recoge este artículo de Inc.

La buena noticia es que, a pesar de ocupar el cuarto puesto entre las preferencias de los españoles, leer (supuestamente) sigue estando por encima del tiempo que empleamos en navegar por Internet, chatear o el que pasamos en las redes sociales. E, incluso si este dato está falseado por respuestas condicionadas por el miedo al qué dirán (a pesar de que las encuestas del CIS son anónimas), sigue siendo muy positivo que los españoles consideremos más importante la lectura que otras actividades como jugar a videojuegos (sorprendentemente, de las últimas en la lista a pesar del incremento en el consumo de más del 30% en el último año.

La gente con formación universitaria sólo representa el 7% de quienes no leen

Uno de los últimos estudios, elaborado por Pew Research Center apunta que casi un cuarto de los estadounidenses (24%) no han leído un libro, ni siquiera parcialmente, durante el último año. De ese segmento, el 37% son personas con el graduado escolar o una formación menor, mientras que sólo un 7% son licenciados universitarios. Algo también relacionado con el nivel socio-económico, ya que el espectro poblacional con un salario anual por debajo de los 30.000 dólares anuales prácticamente dobla en carencias de lectura al de quienes ganan entre 30.000 y 75.000 dólares al año.

La investigación, en línea con las conclusiones de la ciencia en los últimos años, también es extrapolable a España, si bien el porcentaje de no lectores es aún más preocupante que en EEUU: según la última encuesta el Observatorio de la Lectura y el Libro, dependiente del Ministerio de Educación, un 40% de los españoles declara no leer nunca. Algo que suele estar relacionado con el estatus social, ya que la gente más exitosa se suele definir a sí misma como ávida lectora y reconoce que existen ciertos libros que les han ayudado a alcanzar sus objetivos tanto personales como profesionales. 

La lectura aumenta la esperanza de vida

Además, dentro de quienes leen habitualmente existen dos grupos diferenciados: los consumidores de ficción y de no ficción. los lectores de novelas suelen ser más creativos y ser más “abiertos de mente” que los consumidores de ensayos de no ficción, según un reciente estudio de la Universidad de Toronto. Algo muy relacionado con la capacidad de innovación de una persona, la cual tendrá más fácil progresar en su carrera gracias a su constante adaptación a las nuevas tendencias o que, directamente, será capaz de destacar con ideas pioneras.

Es más, la lectura aumenta la esperanza de vida. Eso es, al menos, lo que la Universidad de Yale concluyó en un estudio en el que se analizaba a una población de 3.635 personas mayores de 55 años: los datos mostraron que quienes leían una media de 30 minutos o más al día vivían unos 23 meses más que quienes no lo hacían. En este sentido, la clave reside, según los autores del estudio, en el desarrollo cognitivo que crea el hábito de la lectura, algo que permite a las personas mayores potenciar aspectos como su vocabulario, su empatía o su inteligencia emocional. Elementos tan básicos para la vida como el oxígeno.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios