UGT-A lamenta que 2016 es "el año de los trabajadores pobres" y CCOO-A pide "salarios dignos y empleo de calidad"

El sindicato UGT-A ha lamentado que "el paro, precariedad y salarios indignos hacen de 2016 el año de los 'trabajadores pobres'", mientras que CCOO-A afirma que "no se puede hablar de recuperación sin salarios dignos, empleo de calidad y protección social", tras conocer los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Para UGT-A, "la generación de empleo que se viene produciendo en Andalucía es insuficiente ya que, la actual cifra de ocupados, apenas si supera en un 0,92 por ciento la obtenida en el cuarto trimestre del pasado año, por lo que la economía andaluza, a lo largo de 2016, solo ha logrado generar 25.900 nuevos puestos de trabajo".

Considera que en Andalucía "todavía hay 391.200 puestos de trabajo menos que antes del estallido de la actual crisis de la que, nueve años y medio después, continuamos padeciendo sus efectos negativos".

A pesar de la mejoría, para el sindicato, lo ocurrido este año en 2016 "no es más que una demostración más de la plena ineficacia de una reforma laboral que, única y exclusivamente, ha servido para incrementar los niveles de precariedad del empleo andaluz". Considera que "el uso abusivo de la permisiva legislación laboral ha provocado la aparición de un fenómeno hasta ahora nunca visto, el de los 'trabajadores pobres'".

Lamenta que "a lo largo del último año se ha logrado crear empleo de forma mínima" y apunta que desde el comienzo de la crisis, a mediados de 2007, "son aún 391.200 los empleos destruidos en Andalucía".

Junto con los parados, los trabajadores temporales y a tiempo parcial han sido los, tristemente, otros grandes protagonistas del año 2016, de manera que "en estas condiciones de precariedad, es imposible llevar adelante el proyecto de vida digno que cualquier familia merece".

Critica que "los recortes presupuestarios en materia de educación, el menor grado de cobertura de la sanidad pública y la prácticamente congelación de las pensiones representan un ataque directo a la línea de flotación de lo poquito que queda de Estado del Bienestar".

Lamenta que el Ejecutivo Central "parece obstinado en acabar con todo lo público que, con un descenso del empleo público que en poco o nada ayuda a lo que debería ser la prioridad de cualquier gobernante".

Asimismo, lamenta que "la tasa de paro juvenil es del 57,79 por ciento, continúa creciendo y supera, en casi 15 puntos, la obtenida para el conjunto del Estado (42,92 por ciento)". Critica que la tasa de paro femenino (31,38 por ciento) "aunque se ha reducido, continúa superando la obtenida en el caso de los trabajadores andaluces hombres".

En ese sentido, rechaza que la patronal andaluza "ha aprovechado la debilidad de la situación económica general para incrementar los niveles de desigualdad de nuestro mercado laboral, haciendo que, la igualdad de oportunidades real, se haya reducido durante 2016".

UGT advierte de que "la creciente cifra de parados de larga duración que, en la mayor parte de los casos ya han agotado el cobro de cualquier tipo de prestación por desempleo, ha dado lugar a un nuevo fenómeno demográfico, la vuelta de los trabajadores y de sus familias a los hogares de sus ascendientes", de manera que "la 'congelada' pensión de los abuelos se ha convertido en la única fuente de ingresos de unas familias que, disparan los índices de pobreza y exclusión social".

UGT-A valora negativamente los datos de la EPA, ya que "el descenso del paro además de insuficiente, no está vinculado a un incremento del empleo generado sino, más bien, a la reducción del número de activos", de forma que "Andalucía sigue en crisis y los datos así lo demuestran".

A su juicio, "la generación de empleo estable y de calidad que precisa nuestro mercado laboral tiene que venir precedido de un cambio en las políticas, sustituyendo las fallidas medidas de ajuste y de control del déficit por otras expansivas de demanda que promuevan una importante reactivación de la economía andaluza".

Pide además la derogación inmediata de las dos últimas reformas laborales, toda vez que "la puesta en marcha de ambas ha demostrado que solo han provocado el empobrecimiento masivo de los trabajadores". Pide un incremento del poder adquisitivo de los trabajadores, para lo cual apuesta por un incremento salarial de en torno al tres por ciento.

VALORACIÓN DE CCOO-A

Por su parte, la secretaria de Empleo y Política Institucional de CCOO-A, Nuria López, ha declarado tras conocer el dato de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al cuarto trimestre de 2016, que el sindicato reconoce y valora el descenso del desempleo pero matiza "no podemos olvidar al 1.100.000 personas que en Andalucía siguen queriendo trabajar y no pueden hacerlo".

En una nota, López se ha mostrado especialmente crítica con el tipo de empleo que se está creando, uno de los principales motivos del empobrecimiento de las familias, y advierte de que "mientras los beneficios de las empresas suben, a los trabajadores se les ofrece paro o empleos precarios y de menos calidad, que en algunos casos no les permiten ni cubrir sus necesidades más básicas".

En ese sentido, la dirigente sindical ha exigido al sector empresarial que "trasladen los beneficios a los trabajadores en forma de empleo de calidad, subidas salariales y condiciones dignas", para lo que es clave la negociación colectiva. "Solamente así podremos hablar de crecimiento y salida de la crisis", apostilla.

López ha lamentado que en Andalucía la actitud de las empresas "deja mucho que desear", lo que se refleja en el hecho de haya sido en 2016 la segunda comunidad con mayor tasa de paro, con un 28,25 por ciento. "A ello se suma que el empleo crece a un ritmo más lento que en el resto del país y que se dan en muchos casos condiciones laborales que han provocado un aumento de la siniestralidad y la accidentabilidad laboral en la comunidad", se lamenta.

Por último, la secretaria de Empleo de CCOO-A ha pedido además "rigurosidad" a los gobiernos e instituciones. Así, al Gobierno central le ha pedido que elimine la reforma laboral "causante de la precarización del mercado de trabajo", y que refuerce la protección a las personas en paro, "muchas de las cuales llevan más de cuatro años sin encontrar un empleo", con la puesta en marcha de la ILP de Renta Mínima, y le pide también que "deje atrás la senda del recorte y transite por la de crear un modelo productivo sólido y estable".

En cuanto al Gobierno andaluz, López lo ha instado a que pise el acelerador y dinamice las políticas activas de empleo "que tanta falta hacen en nuestra tierra".

UGT-A lamenta que 2016 es "el año de los trabajadores pobres" y CCOO-A pide "salarios dignos y empleo de calidad"

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios