Domingo, 24.06.2018 - 22:37 h

EL OSO ANDINO HABITA EN EL 95% DEL SANTUARIO HISTÓRICO DE MACHU PICCHU

Los osos andinos ocupan el 95% del Santuario Histórico de Machu Picchu (Perú), clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco (organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia de la Cultura) y uno de los 35 sitios de todo el mundo catalogados como sitios naturales y culturales mixtos por esta agencia de la ONU.
Así lo revela un estudio de campo realizado por investigadores del Sernanp (Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado) y WCS (Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre), que han confirmado que este sitio mundialmente famoso es el hogar de una población importante de osos andinos (‘Tremarctos ornatus’).
El trabajo de campo para recoger datos sobre la presencia de estos plantígrados en el Santuario Histórico de Machu Picchu se llevó a cabo entre agosto de 2014 y septiembre de 2015 en 368 kilómetros cuadrados, e incluye las famosas ruinas incas, uno de los lugares más visitados de América del Sur, según informó WCS.
Aunque anteriormente se sabía que existían osos andinos en el santuario, el estudio revela una presencia mucho más amplia de osos andinos en este área protegida. Los resultados de la nueva investigación son fundamentales para establecer evaluaciones futuras y planear la conservación a largo plazo de los osos andinos tanto dentro como fuera de ese emblemático lugar de Perú.
De hecho, los resultados de la nueva investigación contrastan con estudios anteriores que señalaban que el hábitat de la población del oso andino se restringía a las áreas del noroeste del Santuario y ocupaba menos del 30% del espacio protegido, según informó Sernanp.
"Es increíble que ese famoso lugar también sea un hábitat importante para los osos andinos", apunta Isaac Goldstein, coordinador del Programa de Oso Andino de WCS, quien añade: "Los resultados del estudio nos ayudarán a entender las necesidades de esta especie y cómo manejar los osos andinos en este lugar".
MÁS DE 30 INVESTIGADORES
Con una extensión que va de Venezuela a Bolivia, el oso andino habita bosques montañosos cubiertos de niebla y prados de las montañas de los Andes, y es la única especie de oso nativo de América del Sur. A veces se le llama oso de anteojos debido a los parches amarillentos o blancos que rodean sus ojos. La especie ocupa un lugar prominente en el tejido cultural de la región, pero aún se conoce poco sobre su comportamiento y ecología.
El estudio también muestra que los osos andinos de Machu Picchu no son una población aislada, sino que forman parte de un grupo mucho más grande conectada por praderas montañosas sobre una elevación de unos 3.400 metros. Entender esta conectividad ayudará a mantener los corredores necesarios para poblaciones de osos saludables
El trabajo fue realizado por un equipo de más de 30 investigadores y funcionarios del parque, que buscaron signos de osos en una variedad de hábitats en Machu Picchu que van desde la selva andina hasta los pastizales montanos.
El área de estudio se dividió en secciones de 16 kilómetros cuadrados de tamaño (el tamaño típico de un rango de osa andina) para evaluar la presencia de la especie en el área protegida. Los investigadores buscaron el rastro de estos animales en heces, huellas y señales de haberse alimentado de bromelias terrestres (plantas nativas de regiones tropicales y subtropicales).
Además de encontrar signos de osos en la mayor parte del Santuario, el equipo de investigación también determinó que la presencia de ganado es un riesgo potencial para los osos andinos en ese lugar.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios