Presiones a la baja para la oferta

El petróleo se dispara más del 39% en el año y alcanza máximos desde noviembre

Los combates en Libia, la restricción de la oferta por las sanciones a Irán y Venezuela y la menor aversión al riesgo, entre las causas

El petróleo marca máximos desde noviembre
El petróleo marca máximos desde noviembre / Pixabay

Suma y sigue en el precio del petróleo que ha recuperado en el arranque de la semana sus niveles máximos desde el pasado mes de noviembre. El barril de Brent para entrega en junio (es el crudo de referencia en Europa) ha escalado hasta 70,6 dólares en el mercado de futuros de Londres, mientras que el crudo ligero West Texas (WTI) se paga a 63,4 dólares. En el caso del oro negro estadounidense estos niveles de cotización implican que se dispara más del 39% desde comienzos de año.

Los combates en Libia entre el Gobierno y el ejército rebelde, que ha invadido la capital, Trípoli, elevan los temores a nuevos cortes de suministro de petróleo por parte del país, miembro de la OPEP. A esto se suman los factores de restricción de la oferta (por las sanciones a Irán y Venezuela) y la menor aversión al riesgo. Todos le están ganando la partida al aumento de la producción en EEUU, lo que ha devuelto al barril a referencias de 70 dólares, explican desde MacroYield. "En un contexto de posiciones especulativas relativamente cortas, los riesgos están sesgados al alza", añaden.

El WTI despidió el pasado ejercicio ligeramente por encima de los 45 dólares. Su rebote ha sido superior en este tiempo al del Brent, que se revaloriza un 31% desde los 53,8 dólares a los que cerró 2018. El temor a un desplome de la demanda por la desaceleración económica y muy especialmente de China (primer demandante de crudo a nivel mundial), la situación en Irán, el aumento de la extracción por parte de los principales países productores o las especulaciones sobre una ruptura interna dentro de la Opep hundieron la cotización del petróleo en el último trimestre.

Las compañías del sector vieron cómo en pocas semanas se evaporaba todo lo logrado durante el año. Ahora vuelve a haber factores que presionan a la baja la oferta y esto sumado al buen tono de las bolsas, que miran de cerca de nuevo sus máximos históricos, está empujando al alza los precios.

Con todo, el barril se encuentra aún lejos del techo que alcanzó el 3 de octubre pasado. Para recuperar los 86,29 dólares que el Brent marcó entonces debería registrar un rally adicional del 22%. En el caso del West Texas ese 'subidón' debería ser del 20% para poder cotizar de nuevo en el entorno de 76,4 dólares, como se pagaba entonces.

Los analistas del Deutsche Bank consideran que, después de que la OPEP haya reducido considerablemente su producción este año por las sanciones que afectan a Irán y Venezuela, "los riesgos están sesgados hacia nuevas sanciones y, por ello, hacia recortes adicionales del bombeo".

Los economistas de la entidad germana sitúan como principal incertidumbre en sentido contrario (y que por tanto puede suponer una presión a la baja para los precios) que la demanda no tire tanto a nivel global, ante el frenazo esperado de las principales economías mundiales y vuelven a poner el foco sobre China.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios