Mejora sus previsiones 

Iberdrola eleva un 15% su beneficio neto hasta marzo y roza los 964 millones

El grupo, sin embargo, no ha podido beneficiarse del impacto positivo de la reforma fiscal en Estados Unidos que le impulsó en el primer trimestre.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en la junta de la eléctrica.
Iberdrola eleva un 15% su beneficio neto hasta marzo y roza los 964 millones. / EFE 

Iberdrola ha cerrado el primer trimestre del año con un estirón de su beneficio neto del 15% interanual hasta los 963,9 millones de euros, en un contexto de descenso de los precios medios del petróleo (-6%), el gas (-14%) y el carbón (-12%) en relación al año previo y en el que no ha habido impacto de activos no corrientes.

El ebitda o beneficio operativo (una de las mejores magnitudes a la hora de conocer la salud de una empresa, puesto que pone en relación sus ingresos y sus gastos antes de impuestos, amortizaciones...) aumenta un 11,9%, hasta los 2.599,4 millones de euros, "apoyado en un fuerte crecimiento en todos los negocios del grupo", según avanza la eléctrica en su comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores

El grupo no ha podido beneficiarse en este periodo del impacto positivo de la reforma fiscal en Estados Unidos, que sí que le sirvió para impulsarse en el primer trimestre de 2018 (la tasa impositiva se situó a comienzos de este año en el 20,8%, frente al 16% del pasado ejercicio).

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 964 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un incremento del 15% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó la compañía. A pesar de ello, los ingresos de la energética crecieron un 8,5% en los tres primeros meses de 2019, hasta situarse en los 10.138,9 millones de euros, y el margen bruto mejoró un 7,8%, hasta los 4.323,1 millones. El flujo de caja también se elevó un 8,5%, hasta 2.037 millones. 

Mejora sus previsiones 

Asimismo, el grupo ha mejorado sus previsiones de resultados y de dividendo para este año, situándolo en un crecimiento de 'high single digit' (en torno al 10%). Estos resultados de Iberdrola se vieron impulsados por el esfuerzo inversor de más de 5.300 millones de euros realizados por el grupo en los últimos 12 meses.

La compañía pondrá en servicio 4.100 nuevos megavatios (MW) de capacidad a lo largo de este ejercicio, que incrementarán su producción actual en un 13% en bases anuales, y otros 8.800 MW adicionales entre los años 2020 y 2022.

La energética asegura su crecimiento futuro con un 'pipeline' de más de 39.500 megavatios hidroeléctricos, eólicos terrestres, eólicos marinos y solares, fundamentalmente en Estados Unidos, España, Portugal, México, Brasil y Alemania.

Ahora en Portada 

Comentarios