Se hunde un 20%

La OPEP prepara la artillería para frenar la sangría en el crudo por el coronavirus

El barril de oro negro no registraba niveles de precio como los actuales desde agosto de 2017

Campo petrolero de Aramco: Manifa
Campo petrolero de Aramco: Manifa / Aramco

El coronavirus chino con origen en Wuhan está castigando con fuerza a las materias primas y suponiendo un auténtico varapalo, en concreto, para el petróleo. El precio del oro negro se hunde cerca del 21% desde el arranque del ejercicio, un periodo que coincide con el momento el que el virus empieza a expandirse hasta llegar a ser una emergencia a nivel internacional, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). No es de extrañar si tenemos en cuenta que la 'fábrica del mundo', como se conoce a China, se ha visto obligada a frenar en seco su producción para tratar de contener la amenaza.

Las cuarentenas establecidas en muchas ciudades chinas que están afectando a la producción, así como el hecho de que hayan tenido que anularse vuelos, ha rebajado el consumo de petróleo en China en cerca de 3 millones de barriles al día, que equivalen al 20% de su consumo total. "El impacto en el precio de esta materia prima no se ha hecho esperar, habiendo ya cedido más de un 20% desde sus recientes máximos, entrando por tanto en mercado bajista", apunta Juan J. Fernández-Figares, responsable de Análisis de Link Securities -. De hecho, el barril de crudo ligero west Texas (WTI) ha llegado a tocar en los últimos días su nivel más bajo en más de un año.

En concreto, el barril de Brent para entrega en abril retrocede cerca del 21% en lo que llevamos de ejercicio hasta los 54,17 dólares, aunque llegó a marcar sus mínimos del año en 53,8 dólares hace sólo unas horas, cuando se sitúo en su nivel más bajo desde el verano de 2017. Desde sus máximos de enero se precipita un 24%. En el caso del crudo ligero West Texas (WTI), se deprecia un 19% desde principios de enero hasta los 49,84 dólares (ha llegado a estar en 49,45 en las últimas horas), que son también niveles que no se veían desde agosto de hace tres años. 

Es por ello que los expertos consultados aseguran que el cártel de la OPEP aprovechará su segunda jornada de reunión, hoy, en Viena con sus aliados para actuar rápidamente y cortar de raíz un nuevo desplome del precio de esta materia prima reduciendo su producción. De hecho, Arabia Saudí ha propuesto una reducción adicional del bombeo en 1 millón de barriles al día, aunque sea de forma temporal, una posibilidad que al menos hasta ahora no convencía en nada a Rusia.

Harry Richards, gestor de fondos de renta fija en Jupiter AM, y Matthew Pigott, del equipo de Mercados Emergentes de la gestora, inciden en que como era de esperar, “el precio del petróleo se ha desplomado ya que China consume alrededor de tres veces más petróleo ahora (en tiempos del coronavirus) que en 2003 (en tiempos del SARS)”. Además, la participación del gigante asiático en el crecimiento del PIB mundial “también es mucho más alta ahora, aproximadamente de 14 billones  de dólares en comparación con 1.6 billones que representaba por aquel entonces.

En los últimos meses, tanto los futuros del Brent del Mar del Norte, como los del crudo estadounidense han venido registrando una fuerte volatilidad, puesto que los periodos de mayor tensión de la guerra comercial entre Washington y Pekín han presionado a la baja los precios -por el miedo, también, a que acelerase el enfriamiento de la economía a nivel mundial-, mientras que episodios como el vivido a comienzos de año entre Estados Unidos e Irán han disparado su cotización.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING