Venta realizada en 2016

Rolls Royce paga 93 millones a Sener por la penúltima 'letra' de la compra de ITP

El grupo británico entrega 9,3 millones de acciones propias esta semana por la séptima cuota trimestral de la compra del grupo español.

Rolls-Royce eliminará 2.600 puestos de trabajo en los próximos 18 meses
Turbina de Rolls-Royce para un Airbus. / Archivo

Compra realizada, pero todavía en proceso de pago. Rolls Royce, el fabricante británico de motores para aviones y turbinas para industria energética, se dispone a realizar esta semana el pago de la penúltima cuota que debe al grupo Sener por la compra del 53% de ITP hace tres años por 720 millones de euros. Lo hará mediante la entrega de 9,3 millones de acciones propias de nueva emisión que saldrán a cotizar en bolsa este miércoles. El paquete accionarial es equivalente al 0,48% de Rolls Royce y está valorado en unos 84 millones de libras (93 millones de euros) al precio actual de cotización en bolsa.

Se trata de la séptima de las ocho cuotas trimestrales que pactó la multinacional británica con Sener en julio de 2016 para comprarle su participación de control en Industria de Turbo Propulsores (ITP), la compañía que se encuentra ahora en el punto de mira de Indra, como avanzó ‘La Información’ el pasado viernes. De este modo, Rolls Royce está a punto de completar los pagos de una operación anunciada el 11 de julio de 2016, dos semanas después del Brexit, pero pactada antes del referéndum. El movimiento permitió a la familia Sendagorta, dueña de Sener, hacer una caja multimillonario con una empresa creada a principios de los años 90 junto a su socio británico.

Para nosotros es una operación completamente liquidada y sin ningún riesgo”, aseguran fuentes próxima a Sener a preguntas de ‘La Información’. Pese a que la operación se anunció en julio de 2016 no fue hasta diciembre de 2017 cuando se obtuvieron todos los permisos y el plácet del Gobierno, vía consejo de ministros, para el traspaso a Rolls Royce de la totalidad de las acciones en ITP. Ahora el Gobierno, que controla el 20% de Indra a través de la SEPI, está detrás de una operación para recuperar al fabricante aeronáutico que preside Josep Piqué.

Venta en diferido, cobro en directo

Sener vendió su 53% por un importe anunciado de 720 millones de euros, la mitad en acciones de Rolls Royce, con una plusvalía de 444 millones de euros, según las cuentas de la empresa con sede en Getxo (Vizcaya). Esta fórmula permitió a los británicos digerir poco a poco la adquisición con pequeñas emisiones de acciones, como la que está realizando esta semana. A cambio de esta facilidad, el pago en especie (acciones) endulzaba la cuota con una prima del 3% respecto a lo acordado en efectivo, aunque no podía superar el 50% del total de la operación.

En total, Rolls Royce ha destinado alrededor del 2% de su capital a satisfacer los compromisos de su antiguo socio en España. Sin embargo, la ingeniería de la familia Sendagorta nunca llegó a ser accionista del fabricante británico por esta transacción ya que vendió los derechos de cobro de esta la venta en diferido de ITP a un fondo de inversión, asegurándose desde el primer momento un ingreso de 721 millones de euros sin tener que esperar al pago de las cuotas, según ha podido confirmar ‘La Información’. Fuentes de Sener declinaron identificar al dueño de los derechos de cobro de la operación ITP que todavía siguen activos y que terminarán con el pago de la última cuota en septiembre.

Rolls Royce está controlada por un grupo de fondos de inversión estadounidenses que encabeza Value Act, con el 10% del capital. Se trata de un ‘hedge fund’ activista que hizo fama en Wall Street después de abanderar las críticas de los accionistas de Microsoft hacia Steve Ballmer, que desembocaron en un cambio de estrategia del fabricante de Windows en el área de los teléfonos móviles, la dimisión del propio Ballmer (agosto de 2013) y la posterior llegada de Nadella.

Liderado por Mason Morfit, Value Act está especializado en sugerir cambios estratégicos desde dentro de las propias compañías, presionando a los equipos directivos para que vendan negocios, segreguen áreas de actividad, reestructuren o recorten actividades. Rolls Royce se encuentra en su punto de mira desde que en 2015 comenzó a construir una participación valorada en más de 1.800 millones de euros a los precios actuales en bolsa.

Las negociaciones con Indra para la venta de ITP -por la que podría ingresar hasta 1.500 millones de euros- están en línea con las ‘sugerencias estratégicas’ de Morfit y su equipo para reenfocar a Rolls Royce, un gigante de 18.000 millones de valor en bolsa que lo mismo fabrica motores para aviones civiles, aeronaves de combate militares, pero también otros desarrollos aeronáuticos y turbinas para plantas de gas o nucleares, entre otros negocios.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios