Domingo, 19.11.2017 - 15:38 h

Así es el Mirrowcars, el coche urbano que quiere revolucionar las ciudades

La empresa rusa Mirrow apuesta por un coche pequeño y eléctrico con una autonomía de hasta 400km a un precio de 3.500 euros.

Mirrow está buscando una marca de coches que fabrique los vehículos, para ello ha preparado estos prototipos con una impresora 3D.

Así es el Mirrowcars, el coche urbano que quiere revolucionar las ciudades

Pequeño, eléctrico y barato. Estas son las tres cualidades que tienen los vehículos diseñados por la empresa rusa Mirrow liderada por Alexander Malyshev. Estos coches tienen las dimensiones de un Smart ForTwo, pero con cuatro plazas y mayor capacidad de carga.

De momento, la empresa propone tres diseños: el Mirrow Provocator y los conceptos Mirrow StyleT y Mirrow Paradox. El Mirrow Provocator posee una carrocería que mide 2,69 metros de largo, 2,04 de alto y 1,98 de ancho y dispone de una sola puerta de acceso situada en la parte de atrás.

La empresa busca una marca de coches que fabrique estos vehículos, lo que quieren hacer es otorgar licencias para que el diseño sea utilizado por terceros. La empresa ha fabricado con una impresora 3D un coche de cada modelo para mostrar su amplio espacio interior y su estilo retro. El Mirrow StyleT tiene un aire al Ford T, mientras que el otro concepto denominado Mirrow Paradox está dirigido a los seguidores de un estilo más futurista. Los dos prototipos demuestran cómo los grandes fabricantes podrían plasmar sus diseños utilizando esta plataforma.

Espacio en los pasillos para meter las maletas

Los tres modelos cuentan con una sola puerta para entrar y salir. En los laterales tienen cuatro pequeñas puertas pero su uso se limitará a casos de emergencia. Este diseño garantiza que al aparcar en forma perpendicular respecto a la acera el acceso a la zona peatonal sea directo. El maletero no será demasiado grande, aunque en el pasillo interior se podrán colocar maletas de hasta 100 litros, incluso bicicletas o una tabla de snowboard.

Motor con independencia de 350km / 400km

Los componentes de la trasmisión y las baterías de iones de litio del coche se sitúan en la parte de abajo, lo que garantiza una reducción del centro de gravedad que permite mejorar su estabilidad. La empresa ha situado en esta zona latas de RedBull ya que tienen el mismo tamaño que los acumuladores que emplea el Tesla Model S. En estos prototipos han entrado 800 latas que equivalen a 11.000 unidades de dichos acumuladores. El Tesla lleva 7.104, con los que logra una autonomía de 400 km.

Mirrow propone para estos coches un motor turbo de tres cilindros y 1,5 litros, que le permitiría alcanzar una velocidad máxima limitada a 140 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos. La versión híbrida y eléctrica podrían proporcionar una autonomía de unos 350 kilómetros. La dotación básica contempla hasta 12 airbags, jaula de seguridad, ESP y cinturones de cuatro puntos. Por el momento es sólo un proyecto, pero aseguran que su precio base será de unos 3.500 euros.

Ahora en portada

Comentarios