Domingo, 20.10.2019 - 23:36 h

España, líder junto a Bélgica, Holanda y Francia en educación concertada

España se sitúa 22 puntos por encima de la media del continente. Nueve de cada diez alumnos de la UE cursan sus estudios en centros públicos. 

En España, Bélgica y Holanda hay mayor número de centros concertados.
En España, Bélgica y Holanda hay mayor número de centros concertados.

España es el segundo país con más alumnos en colegios concertados (privadas subvencionadas) o completamente privadas del continente europeo, solo detrás de Bélgica, y se sitúa hasta 22 puntos por encima de la media (en el caso del nivel de primaria) en el porcentaje de estudiantes que se educan en centros bajo una gestión o capital privados.

Un 32% de los alumnos españoles de primaria aprenden en la escuela concertada o privada (un 68% en la pública), un porcentaje que baja ligeramente en secundaria, bachillerato y FP.

En la media de los países europeos, los escolares cursan primaria mayoritariamente en la enseñanza pública (un 90%, frente a un 10% en las otras opciones) al igual que en secundaria. Bélgica y España se desmarcan de esa tendencia, junto con Holanda, que también ha tenido una fuerte tradición histórica de educación privada concertada.

Francia es otro país con fuerte presencia de establecimientos concertados. En el país galo, los colegios y centros públicos de enseñanza coexisten, dentro del servicio público de enseñanza, con centros privados concertados. Dichos centros, como contrapartida al contrato de concertación firmado con el Estado, se benefician de la ayuda estatal, pero se someten al control de éste y tienen la obligación de respetar los programas de enseñanza pública.

En casi todos los países de Europa la gran mayoría de los alumnos, en torno al 82% (incluyendo también Secundaria), asisten a centros públicos, pero en Irlanda, Letonia, Lituania, Rumanía y Croacia este porcentaje supera el 98% de todos los estudiantes.

En Alemania el porcentaje de alumnado en colegios públicos supera el 92%. Mientras, en Finlandia llega al 97%; en Grecia, al 93%, en Noruega, al 97%; en Francia, al 87% en primaria y al 78% en secundaria.

Por su parte, en Italia el porcentaje alcanza el 94,5%; en Austria el 88% y en el Reino Unido, el 95%.

Entre los países con menos alumnos en centros públicos están España (68%), Malta (70%) y Bélgica (Comunidad francesa y flamenca).

Según recoge un amplio informe elaborado por la Federación de Enseñanza de UGT, de media, desde educación primaria hasta secundaria superior, un 14% de los alumnos reciben su formación en establecimientos privados concertados (dependientes del gobierno o independientes).

El porcentaje más alto de alumnos en centros privados se observa en Bélgica (Comunidades francesa y flamenca), donde el 47,2% y el 62,7% de los alumnos asisten a centros privados concertados (dependientes del gobierno).

La asistencia a centros concertados (dependientes del Gobierno) también es habitual en Malta (entre un 21% y un 26%) y el Reino Unido (15,8%).

Las instituciones educativas privadas independientes, es decir, que reciben menos del 50% de su financiación del sector público, reciben, de media, tan solo el 2,9% de las matrículas. Portugal presenta el porcentaje más alto de alumnos en instituciones privadas (13,4%), seguida de Chipre (12,5%), Luxemburgo (8,3%), Malta (7%) y Grecia (6,1%).

Entre 2000 y 2009 en los países de Europa Central y del Este se incrementó el porcentaje de alumnos en instituciones privadas entre una y dos veces, pero hay que tener en cuenta que la cifra de partida era muy baja. Sin embargo, el aumento más importante de alumnos en centros privados se registró en Suecia (donde la cifra casi se triplicó) e Islandia (donde se dobló).

Desde 2006 el porcentaje de alumnos en centros privados ha venido manteniéndose casi constante, con solo un leve aumento de 1,1 puntos porcentuales a nivel europeo. Este incremento se debió en su mayor parte al constante crecimiento del número de alumnos en el sector privado que se produjo en Chipre, Hungría, Portugal, Suecia e Islandia.Cómo se financia la escuela concertada en Europa

En Francia la presencia de la escuela financiada por el Estado, en su mayoría católica, ronda el 17% del total, con casi 2 millones de alumnos. La financiación pública cubre el 100% de los gastos del profesorado, una cantidad variable de los gastos de funcionamiento y el 2% de los gastos de equipamiento.

En Bélgica, por su parte, cuenta con un 60% de enseñanza privada financiada por los poderes públicos, la mayor parte de la misma corresponde a la escuela católica. A esta escuela privada se le financian el 100% de los gastos del profesorado, el 60% de los gastos de funcionamiento y el 24% de los gastos de equipamiento. Bélgica optó por el sistema de subvenciones surgido a partir del pacto escolar de 1958 entre los partidos socialcristianos, socialista y liberal. La Ley de 29 de mayo de 1959 distingue tres tipos: las subvenciones - sueldo, las subvenciones de funcionamiento y las subvenciones de equipamiento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios