Domingo, 29.03.2020 - 18:40 h
"Huí de la injusticia"

Carlos Ghosn declarará ante la fiscalía libanesa tras la notificación de la Interpol

El fiscal general libanés ha citado al expresidente de Renault-Nissan fugado desde Japón al recibir una circular roja de Interpol sobre el empresario.

Carlos Ghosn
Carlos Ghosn declarará ante la fiscalía libanesa tras la notificación de la Interpol / EFE

La primera intervención del expresidente de Renault-Nissan Carlos Ghosn desde su fuga de Japón no ha tardado en provocar la respuesta de las autoridades del Líbano, país elegido por el empresario para su 'exilio' y en el que ha tenido lugar la esperada comparecencia. Así, el fiscal general libanés, Ghasan Oueidat, ha anunciado este miércoles que ha citado a Ghosn a declarar este mismo jueves, después de que las autoridades del país hayan recibido una circular roja de Interpol sobre el fugitivo, tal y como ha informado la agencia de noticias estatal ANN.

La agencia ha agregado que la cita en la Fiscalía también tiene que ver con "las reuniones con oficiales israelíes", por las que se ha presentado una demanda judicial contra el expresidente fugado en el país donde ahora se refugia y que técnicamente se encuentra en guerra con Israel. Esto tiene lugar el mismo día que el exdirectivo ha comparecido por primera vez en público en Beirut, tras su fuga hace unos días de Japón, donde está acusado de irregularidades financieras por las autoridades niponas.

"No he huido de la justicia sino de la injusticia"

Durante la rueda de prensa que ha tenido lugar la mañana de este miércoles, Ghosn se ha mostrado contundente: "No he huido de la justicia sino de la injusticia y de la persecución política". En la rueda de prensa en Beirut, el fugitivo ha defendido su inocencia frente a los medios del país árabe al que llegó a finales de diciembre en un avión privado procedente de Turquía.

El empresario fue detenido en noviembre de 2018 y estaba en libertad bajo fianza desde el 25 de abril, por lo que sus comunicaciones y movimientos estaban restringidos y bajo la prohibición de salir del país asiático. Sin embargo, su fuga fue todo un éxito. El exdirectivo,  a los 65 años, ha asegurado que aún no puede hablar "libremente" a pesar de que tiene la nacionalidad del país árabe, la francesa y la brasileña. En su declaración ha encontrado un hueco para agradecer a las autoridades libanesas "no haber perdido la fe" en él.

Sin embargo, la Fiscalía del país que ahora lo ampara recibió pocos días después de su llegada una circular roja de Interpol, por la que se solicitaba a las autoridades el arresto, de forma preventiva, al fugitivo de la Justicia nipona a la espera de extradición, entrega u otra acción judicial similar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING