Lunes, 24.09.2018 - 02:27 h
"Un descubrimiento espectacular"

Descubren la biblioteca más antigua de Alemania: se construyó hace 1.850 años

Unas excavaciones en el suelo de un iglesia protestante de Colonia han sacado a la luz un edificio que pudo albergar hasta 20.000 pergaminos.

Fotografía de la primera biblioteca de la historia de Alemania.
Descubrimiento histórico en el centro de la ciudad. / Hi-flyFoto / Facebook Roman-Germanic Museum of Cologne.

Cada año salen a la luz nuevos pedazos de la historia de la humanidad. Todo puede suceder de una forma tan simple como la de restaurar una figura, como ocurrió con un mensaje del siglo XVIII encontrado en las nalgas de la talla de un Cristo, o realizando obras en una ciudad que desvelan emplazamientos escondidos bajo tierra.

Esta última variante, la más habitual en estos casos, es la que ha sido protagonista a la hora de descubrir la biblioteca más antigua de la historia de Alemania.

Todo comenzó en 2017 cuando se procedió a la excavación del suelo de una iglesia protestante situada en el centro de la ciudad de Colonia. Los arqueólogos descubrieron unos grandes muros de origen romano, vestigios de una urbe fundada por los romanos en el año 50 a. C.

Las enormes paredes eran normales salvo por unas pequeñas cavidades que proliferaban en los mismos sin cesar. ¿De qué se trataba? ¿Para qué podrían servir?

Estas cuestiones ocuparon los pensamientos de los investigadores que por fin hoy han obtenido respuesta: esos nichos de 80 centímetros por 50 servían para alojar pergaminos. 

“Nos llevó un tiempo encontrar el sentido de estos huecos. Eran demasiado pequeños para estatuas y en realidad servían de espacio para alojar pergaminos”, explicó el Doctor Schmitz del Museo Romano-Germánico de Colonia. “Son muy típicos de bibliotecas. Se pueden encontrar los mismos en la la biblioteca de Celso en Turquía", añade.

Los expertos creen que esta biblioteca pudo albergar hasta 20.000 pergaminos y datan su construcción en torno a hace 1.850 años. “Se trata de un descubrimiento increíble, espectacular”, añade Schmitz en declaraciones recogidas por ‘The Guardian’.

“Está situada en el centro de la ciudad, en el mercado o foro (espacio público en el centro de las ciudades romanas). Está construida con materiales muy resistentes y los edificios tan grandes solo podían servir para uso público”, cuenta.

Este espectacular descubrimiento podrá ser visitado por quien así lo quiera. Los muros con sus nichos serán conservados de forma que todo visitante a la iglesia protestante los pueda ver en su sótano.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios