Sábado, 16.12.2017 - 06:12 h

Donald Trump, el rey de la diplomacia de los 140 caracteres

Como candidato Trump ha recurrido a Twitter para ganar votos, como presidente utiliza la red para transformar la política exterior de EEUU.

China, Rusia, Israel o las armas nucleares, son algunos temas que ha despachado desde su Torre Trump a golpe de tuit.

Donald Trump, el rey de la diplomacia de los 140 caracteres

Aún no ha llegado a la Casa Blanca ni ha jurado su cargo como presidente de EEUU, pero Donald Trump ya esta revolucionando la diplomacia tradicional estadounidense. A golpe de tuit, el presidente electo está deshaciendo décadas de esfuerzo y contactos entre administraciones con solo 140 caracteres.

Nadie está a salvo de los ácidos comentarios del magnate que incluso causaron el hundimiento en un cinco por ciento de las acciones de Lockheed Martin, el fabricante del caza F-35, después de que el presidente, tachara el coste de su fabricación de ser muy elevado.The F-35 program and cost is out of control. Billions of dollars can and will be saved on military (and other) purchases after January 20th.— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 12 de diciembre de 2016

China, Taiwán, la política nuclear, el terrorismo, las relaciones con Israel....son solo algunos de los temas que Donald Trump está despachando con su smartphone desde su Torre Trump en Manhattan y que está desdibujando la política exterior estadounidense, uno de los ámbitos en los que más decisiones puede tomar el presidente electo. Para ganar votos y transformar la política exterior de EEUU

La red social Twitter ha sido su herramienta de comunicación más utilizada a lo largo de la campaña y no parece que como presidente vaya a dejar de serlo. Trump, el candidato, contactó directamente con el público que ansiaba el cambio y logró convencerlos al mezclar realidad con ficción. No en vano, los fact check de sus comentarios se convirtieron en algo habitual en los medios de comunicación.

Algunos habían pensado que al comenzar el proceso de transición y hacerse más evidente que se convertiría en el hombre más poderoso del planeta, el presidente electo cambiaría sus hábitos. Pero no. El magnate continúa disparando en la red y quienes pensanba que se moderaría, se equivocaban.

Como presidente electo, Trump ha recurrido a Twitter para atacar a sus críticos, incluidos el New York Times y la CNN. Reports by @CNN that I will be working on The Apprentice during my Presidency, even part time, are ridiculous & untrue - FAKE NEWS!— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 10 de diciembre de 2016

Incluso, ha criticado a su mejor imitador que se ha convertido en su peor pesadilla, el cómico Alec Baldwin, quien protagonizo un sketch criticando el excesivo uso de la red por parte del magnate. 

Twitter para nombrar a su equipo

Ha utilizado Twitter para crear suspense sobre quiénes podrán formar parte de su Administración. Es más, el presidente informó de casi todos sus nombramientos antes en la red de microblogging que a través de comunicados oficiales.I will be making my announcement on the next Secretary of State tomorrow morning.— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 13 de diciembre de 2016

I will hold a press conference in the near future to discuss the business, Cabinet picks and all other topics of interest. Busy times!— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 13 de diciembre de 2016Un tuit sobre Taiwán incendia su relación con China

A pocas semanas de la investidura, la mezcla de los tuits, su impulsividad y su falta de familiaridad con los acontecimientos mundiales es explosiva. Después de mantener una conversación telefónica con el líder de Taiwán, ese mismo fin de semana Trump tuiteó que el presidente le había llamado, como si no hubiese tenido más opción que coger el teléfono.The President of Taiwan CALLED ME today to wish me congratulations on winning the Presidency. Thank you!— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 3 de diciembre de 2016

Después se preguntó por qué EEUU podía vender a Taiwán material militar por valor de miles de millones de dólares y luego no aceptar una llamada del presidente.Interesting how the U.S. sells Taiwan billions of dollars of military equipment but I should not accept a congratulatory call.— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 3 de diciembre de 2016

Este asunto hace tambalear la relación chino estadounidense ya que si hay un asunto que China considera intocable es Taiwán, la isla que mantiene relaciones diplomáticas con 22 países y que Pekín considera parte inalienable de su territorio.

Por si fuera poco, esta semana, Trump ha radiado a través de las redes el incidente entre ambos países en el Mar Oriental por el robo de un dron. A través de twitter, el presidente electo se pronunció: Deberíamos decirle a China que no queremos de vuelta el dron robado, ¡que se lo queden!We should tell China that we don't want the drone they stole back.- let them keep it!— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 18 de diciembre de 2016

El presidente electo reaccionó de este modo al suceso ocurrido el 15 de diciembre pasado, cuando un dron submarino perteneciente al barco de reconocimiento oceanográfico USNS Bowditch fue capturado por un buque naval chino cuando se encontraba realizando mediciones científicas en aguas del gigante asiático.

Posteriormente, China se comprometió a devolver el dron capturado a EE.UU., aunque calificó de "inapropiada" la reacción estadounidense al considerar que manipuló la noticia de forma unilateral a través de los medios de comunicación.Política nuclear 

El rey de la diplomacia ha vuelto a la carga esta semana con unas declaraciones sobre el arsenal nuclear de EEUU. "Fortalecer y expandir en gran medida" la capacidad del arsenal nuclear de EE.UU, publicó el pasado jueves, horas después de que Vladimir Putin dijera que Rusia necesitaba reforzar su potencial nuclear militar.The United States must greatly strengthen and expand its nuclear capability until such time as the world comes to its senses regarding nukes— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 22 de diciembre de 2016

Durante la pasada campaña electoral, Trump se refirió en varias ocasiones a la proliferación de armamento nuclear como el "mayor problema" al que enfrenta el mundo, pero también dijo que no podía descartar el uso de armas nucleares.

Precisamente, su rival la demócrata Hillary Clinton, varias veces lanzó críticas en contra del republicano al considerarlo demasiado errático y carente de habilidades diplomáticas necesarias para evitar una guerra nuclear. "Un hombre que puede ser provocado por un tuit no debería tener dedos en cualquier lugar cerca de los códigos nucleares", dijo Clinton. La relación entre Rusia y Donald Trump

Otro de los temas sobre los que el presidente ha tuiteado está relacionado con la investigación sobre el ataque cibernético durate la campaña electoral y que supuestamente está vinculado con Moscú.Are we talking about the same cyberattack where it was revealed that head of the DNC illegally gave Hillary the questions to the debate?— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 16 de diciembre de 2016

"Si Rusia o alguna otra entidad llevó a cabo un ataque cibernético, ¿por qué la Casa Blanca esperó tanto para actuar?, ¿por qué se quejan solamente después de que Hillary perdió?, escribió Trump en Twitter.If Russia, or some other entity, was hacking, why did the White House wait so long to act? Why did they only complain after Hillary lost?— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 15 de diciembre de 2016

Ésta no fue la primera vez que Trump usó Twitter para ventilar su enojo contra la investigación de ataques cibernéticos.  Obama ordenó el viernes que las indagatorias al respecto deben concluir antes de que deje el cargo el 20 de enero.

"A menos que se atrape a los piratas cibernéticos con las manos en la masa, es muy difícil determinar quién está llevándolo a cabo", dijo.

"Pueden imaginar que los resultados electorales hubieran sido contrarios y tratáramos de jugar la carta Rusia/CIA. Eso sería llamado una teoría de conspiración", afirmó.

Por último, hace unos días el magnate elogió a Vladimir Putin por decir que Hillary Clinton perdió de manera "humillante".Vladimir Putin said today about Hillary and Dems: "In my opinion, it is humiliating. One must be able to lose with dignity." So true!— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 24 de diciembre de 2016

Además, el magnate publicó este viernes la felicitación de Navidad que le envió el mandatario ruso, en la que expresaba su deseo de que ambos países puedan "restaurar un marco de cooperación bilateral" y "la estabilidad y seguridad del mundo”. Una prueba más de la buena sintonía entre ambos líderes, que ya se alabaron mutuamente durante la campaña, podría tener un gran impacto en la geopolítica mundial.Sobre la relación entre EEUU e Israel 

Su actividad diplomática en la red no cesa ni descansa en Navidad. Estos días con motivo de la histórica votación de la resolución de la ONU sobre los asentamientos ilegales que Israel está construyendo en territorio palestino y que se aprobó gracias a la abstención de EEUU, escribión: “en lo que concierne a la ONU, las cosas serán diferentes luego del 20 de enero".The resolution being considered at the United Nations Security Council regarding Israel should be vetoed....cont: https://t.co/s8rXKKZNF1— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 22 de diciembre de 2016

El  magnate ha prometido a Israel que trasladará la sede de la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv a Jerusalén, un movimiento que no han hecho otras naciones occidentales y al que se venía oponiendo la administración de Obama. Además,  ya ha designado como futuro embajador en Israel al abogado David Friedman, que ha apoyado la expansión de las colonias israelíes en territorios palestinos y no cree conveniente la solución de dos Estado. Dos movimientos que suponen un cambio radical respecto a la administración Obama.Sin descanso en Navidad 

A tenor de los mensajes en Twitter de las últimas semanas, la política exterior de EEUU podría dar un giro a partir de próximo 20 de enero, cuando el presidente tome posesión. Pero no solo la agenda internacional sufrirá cambios, también la política de comunicación del presidente. Como explicaba una redactora de Financial Times en EEUU, antes de leer los periódicos estadounidenses, consultaremos Twitter y buscarmos a @realdonaldtrump para conocer lo sucedido durante la noche en relación al presidente electo.

Si en 1960, el presidente Kennedy entendió la importancia y la influencia de la televisión, en  2017, Donald Trump es el que mejor aprovecha las posibilidades de este canal de comunicación, aunque a veces sus asesores tengan que custodiarle su cuenta para que no meta, demasiado, la pata.

Ahora en portada

Comentarios