Domingo, 20.10.2019 - 01:18 h
Una prohibición de 1979

Las iraníes volverán a los estadios... pero solo para animar a la selección masculina

Tras conocerse la exención, entre 3.500 y 4.000 mujeres adquirieron su entrada para el partido entre Irán y Camboya, según los medios locales.

Mujeres en un estadio de fútbol en Irán
Un paréntesis al veto: las iraníes podrán volver al estadio para ver a su selección / Europa Press

Los estadios de fútbol de Teherán vuelven a abrir sus puertas a las aficionadas femeninas... pero solo parcialmente. Tras la Revolución Islámica de 1979, los campos quedaron vetados para las iraníes que hoy han celebrado una exención a la prohibición por la que podrán disfrutar de los encuentros en directo siempre y cuando sea la selección masculina, que ahora  intenta ahora clasificarse para el Mundial de Qatar en 2022, quien los afronte.

La buena acogida de la noticia se ha reflejado en las cifras: entre 3.500 y 4.000 mujeres ya habían adquirido entrada para el partido que disputaban Irán y Camboya, según los medios locales. El acceso, al igual que el permiso, tampoco ha sido libre. El público femenino ha estado recluido en gradas especiales donde solo había policías y personal médico mujeres.

Además, aún persisten ciertos vetos, como por ejemplo el que impide a las mujeres acreditarse como fotógrafas para captar imágenes del partido, a pesar de que el Ministerio de Deporte ha prometido que también se eliminarán las desigualdades en cuestiones de acceso para prensa.

El régimen ultraconservador que controla Irán ha aplicado estrictas normas sociales durante estas últimas cuatro décadas, en virtud de las cuales las mujeres han quedado en un segundo plano en eventos públicos. Algunas mujeres han intentado sortear estas prohibiciones entrando disfrazadas en los estadios, un activismo que derivó en tragedia el mes pasado con la muerte de una mujer que se prendió fuego tras ser condenada por intentar saltarse las leyes.

Ahora en Portada 

Comentarios