Miércoles, 17.07.2019 - 15:16 h

Una pelea a golpes en un avión obliga a un aterrizaje de emergencia en Pisa

Un vuelo de Ryanair cubría la ruta entre Bruselas y Malta. El piloto decidió desviarse del trayecto cuando algunos pasajeros comenzaron a agredirse ferozmente en los pasillos de la aeronave.

Otro pasajero captó en un vídeo el momento de la gresca. Cuatro personas fueron detenidas por la Policía de Italia ni bien la aeronave tocó tierra. 

La pelea se originó en pleno vuelo de Ryanair.

Era un vuelo de rutina de la compañía aérea 'low cost' Ryanair, que cubría la ruta entre Bruselas y Malta. El trayecto no demanda más que un par de horas, pero los pasajeros vivieron un momento muy desagradable el pasado jueves. Un grupo de pasajeros comenzó de pronto a pelearse de manera salvaje en el interior de la aeronave.

El piloto, entonces, decidió desviarse del itinerario y buscar el aeropuerto más cercano, situado en la localidad italiana de Pisa. Allí debió efectuar un aterrizaje de emergencia, según ha informado el periódico belga Het Nieuwsblad.

El avión había despegado sin inconvenientes del aeropuerto internacional belga Bruselas-Zaventem con destino a Malta. En un momento, y en pleno vuelo, al menos cuatro pasajeros se enzarzaron a puñetazos durante varios minutos por causas que aún se desconocen.

Otro pasajero, anonadado por lo que estaba ocurriendo, llegó a grabar un vídeo, en el que se observa a varios hombres discutiendo acaloradamente en el pasillo del avión. Uno de ellos, súbitamente, extiende su brazo y lanza un puñetazo a otro, que responde a los golpes y suma a otras personas en la pelea.

Es en ese momento cuando aparece en escena el personal de tripulación de vuelo. Las azafatas intentaron calmar a los hombres que se peleaban, pero no lo consiguieron en un primer momento. Fue tal la tensión que el piloto debió llamar a la calma a través de la megafonía.

No obstante, como la situación seguía complicada y las personas seguían insultándose y amenazándose con nuevas agresiones físicas, el comandante de a bordo decidió desviarse del trayecto y orientar la aeronave hacia Pisa, donde efectuó un aterrizaje no planificado y de emergencia.

Una vez que tocó tierra, cuatro pasajeros fueron obligados a bajar del avión. Acto seguido, miembros de la Policía italiana les arrestaron. "Esto es totalmente inaceptable", se oye decir en el vídeo al piloto, que se dirige a los protagonistas del incidente a través de la megafonía poco después.

Mientras la gresca tenía lugar, las propias azafatas debieron anunciar el desvío del trayecto a cada uno de los pasajeros, tras lo cual solicitaron calma y que éstos se abrochasen el cinturón de seguridad.

Tras el incidente la compañía afirmó que "no toleran tal comportamiento en sus vuelos" y que "la seguridad de sus pasajeros y personal es su primera prioridad", en declaraciones recogidas por Het Nieuwsblad.

En los últimos años se han registrado sucesos similares en el aire. En 2013 dos cazas escoltaron un avión comercial de la compañía Pakistan International Airlines que cubría la ruta Lahore (Pakistán)- Manchester (Reino Unido). En pleno vuelo se desató una fuerte pelea cuando dos hombres intentaron entrar por la fuerza en la cabina del aparato. A raíz de ello, el piloto decidió desviar el vuelo a Stansted, cerca de Londres.

China, por su parte, introdujo en febrero una "lista negra" de pasajeros en la que incluye a quienes se comporten de forma violenta, amenacen o insulten al personal del vuelo o provoquen otro tipo de disturbios.

Ahora en Portada 

Comentarios