Martes, 26.03.2019 - 10:05 h
"No quería matarla"

Una joven de 13 años asesina a otra a puñaladas durante una fiesta de pijamas

Nylah LightFoot perdió la vida por puñaladas en el cuello y el pecho tras una discusión entre amigas.

Fotografía de una mujer triste.
Los servicios de emergencia no pudieron hacer nada para salvarle la vida. / Pixabay.

Desde mayo de 2018, la vida en la localidad de Forth Worth (Texas) no ha sido igual debido a un crimen en el que se vieron implicadas dos adolescentes que eran amigas. En una noche de aquel mes, una joven de 13 años apuñaló hasta la muerte a una compañera durante una fiesta de pijamas.

La niña  fue acusada como menor del asesinato de Nylah LightFoot (14 años), que perdió la vida en un complejo de apartamentos en el sur de Fort Worth. El juicio se celebró la semana pasada, y la acusada ha sido declarada culpable. 

En el momento de los hechos se habían reunido cuatro niñas  en la fiesta de pijamas. Todo comenzó con una celebración en la piscina y con bailes, pero al rededor de las 03:30 horas de la madrugada Nylah quiso irse a casa y ese hecho dio lugar a una discusión.

A continuación, la amiga de Nylah que no ha sido identificada por las autoridades al tratarse de una menor, fue a la cocina, cogió un cuchillo y la apuñaló hasta la muerte.

Los servicios de emergencia llevaron a la joven al hospital pero no sobrevivió. El forense determinó que murió a causa de heridas de apuñalamiento en el cuello y en el pecho.

“No quería matarla. Se abalanzó sobre mí. Fue el peor error de mi vida”, explicó la culpable en el juicio al que acudieron las dos familias implicadas, siempre separadas por agentes de seguridad.

Según informa ‘FOX 4’, el miércoles pasado hubo un incidente con en el que se mostró un arma de fuego en un aparcamiento a modo de amenaza, entre ambas familias. La policía pudo neutralizarlo antes de que fuese a mayores. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios