Martes, 10.12.2019 - 08:56 h
Sin mayoría absoluta

Kurz encara un largo proceso para armar un Gobierno en Austria tras los comicios

Las urnas han coronado al conservador pero los largos periodos de negociación que acumula el país hacen de la formación de un Ejecutivo un "desafío"

Kurz se impone en las elecciones de Austria. / EFE
Kurz encara un largo proceso para armar un Gobierno en Austria tras la victoria  / EFE

Las urnas le han concedido la victoria a Sebastian Kurz pero, tras las generales de este domingo, se abre ante el conservador un complejo proceso para armar un Gobierno que consolide la victoria de su Partido Popular (ÖVP) en las instituciones. Los resultados de la última cita de los austriacos  con la democracia enfrenta a su nuevo líder a "un desafío que requerirá mucho tiempo", aunque Kurz ya ha anticipado que mantendrá consultas con todos los partidos en favor de la "estabilidad".

En ocasiones anteriores, las negociaciones para formar un nuevo Gobierno se alargaron en Austria una media de 68 días, con un máximo de 129 y un mínimo de 25, por lo que ahora los analistas políticos no esperan un resultado antes de diciembre.

"Necesitamos la mejor cooperación posible" para afrontar los "grandes retos" que se esperan, sobre todo en la economía, ante los síntomas de recesión "en Alemania, la incertidumbre del 'brexit' y las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China", añadió.

Sin mayoría absoluta, pero con una ventaja de más de 15 puntos porcentuales frente a su principal rival (el socialdemócrata SPÖ), el ÖVP ha quedado, matemáticamente, en la cómoda situación de poder elegir entre varias alternativas. Tanto una alianza con los opositores socialdemócratas, como con los utraderechistas del FPÖ -sus socios en el Gobierno anterior- y con Los Verdes, que vuelven con fuerza al Parlamento del que habían quedado fuera en 2017, conseguiría más de la mitad de los 183 escaños del hemiciclo.

Según los datos publicados por el Ministerio del Interior tras el recuento de los votos depositados en las urnas, el ÖVP, con el 38,4 % de los votos, contaría con 73 diputados, el SPÖ tendría 41 (21,5 % de los votos), el FPÖ 32 (17,3 %); los Verdes, 23 (12,4 %); y el liberal Neos, 14 (7,4 %).

Este lunes ha comenzado el escrutinio del sufragio por correo, al que esta vez recurrieron cerca de un millón de los 6,4 millones de ciudadanos con derecho a voto, pero los institutos demoscópicos del país prevén que las variaciones respecto al resultado parcial de las papeletas no cambiarán el panorama general. 

El voto por correo reducirá en uno o dos el número de escaños de la formación de Kurz y aumentará el de Los Verdes, vaticinan. Sea como sea, se espera que el presidente de la República, Alexander van der Bellen, comience el miércoles una primera tanda de consultas antes de encargar la formación de un nuevo Ejecutivo al líder del partido más votado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING