Domingo, 17.12.2017 - 18:27 h
Colaborarán contra la financiación del terrorismo

La visita de Macron a Qatar tiene premio: consigue acuerdos por 12.000 millones

Firma la compra de 12 cazas Rafale, 490 vehículos blindados, 50 aviones Airbus y la concesión de las obras del metro de Doha a compañías galas.

Manuel Macron
Manuel Macron, presidente de Francia. 

Catar firmó hoy contratos con Francia para la compra de doce cazas Rafale, 490 vehículos blindados, 50 aviones Airbus A321neo y la concesión de las obras del metro de Doha a compañías galas, durante una visita del presidente francés, Emmanuel Macron.

El acuerdo, que asciende a 12.000 millones de euros, fue suscrito en Doha entre Macron y el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, y anunciado en una rueda de prensa retransmitida por televisión.

El contrato de intención de compra de los Rafale se suma a otro acuerdo similar suscrito en 2015 por el que las Fuerzas Armadas cataríes adquirieron 24 aparatos del mismo modelo, por un valor de 6.300 millones de dólares. Los 50 Airbus del modelo A321neo serán incorporados a la flota de Qatar Airways, que se reserva una opción de compra de otros 30 aparatos.

En el capítulo militar, Catar también suscribió la compra de 490 vehículos blindados del tipo VBCI fabricados por la compañía francesa Nexter. El Gobierno también concedió un contrato para la construcción y operación del metro de Doha y del tranvía a Lusail, valorado en 3.000 millones de euros, a un consorcio francés integrado por las compañías francesas RATP y SNCF y el grupo Hamad catarí.

El proyecto, que comenzará su construcción en 2018, consiste en una red de 75 kilómetros de líneas y 37 estaciones, con un sistema de metro sin conductor, según informaciones del consorcio. Además se construirá una línea de 18 kilómetros de tranvía que unirá Doha a la nueva ciudad de Lusail, que está en construcción y será una de las sedes del Mundial de fútbol de 2022.

En los últimos meses Catar ha firmado acuerdos de compra de armamento y material bélico con países como EE.UU, Reino Unido, Rusia e Italia. Durante la visita de Macron, Catar y Francia también suscribieron una declaración en la que se comprometieron a elaborar un plan para colaborar contra la financiación del terrorismo y la radicalización, que implicará intercambios de inteligencia e información entre Doha y París.

Catar protagoniza una crisis diplomática con sus vecinos árabes desde que el pasado 5 de junio rompieran relaciones con el emirato Arabia Saudí, Egipto, Baréin y Emiratos Árabes Unidos, que acusan a Doha de patrocinar el terrorismo.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios