Jueves, 19.09.2019 - 01:13 h
Director creativo de Chanel

La moda se queda huérfana: muere el diseñador Karl Lagerfeld a los 85 años

Según la prensa francesa, el diseñador alemán fue hospitalizado de urgencia este lunes por motivos que se desconocen por el momento.

Karl Lagerfeld: ''En la boda real hubo mucha falda corta en piernas gordas''
Karl Lagerfeld ha fallecido a los 85 años de edad

Noticia inesperada y muy triste para el mundo de la moda. Este martes ha fallecido el diseñador alemán Karl Lagerfeld a los 85 años de edad, según ha avanzado la prensa francesa. Según medios apunta la revista francesa 'Paris Match, el director creativo de Chanel y Fendi fue hospitalizado este lunes de urgencia, por causas que aún se desconocen.

La noticia ha caído como una losa en el sector de la moda, ya que nadie sabía que el creador alemán pudiera estar enfermo. Por ahora no se sabe nada más acerca de una muerte que deja huérfana a este industria, pues la revolución que ha vivido prácticamente desde los años 80 ha venido de la mano de Largelfeld.

Karl Otto Lagerfeld nació el 10 de septiembre de 1933 en Hamburgo (Alemania) en una familia de banqueros y empresarios de prestigio en su ciudad. Si bien su vida en Alemania duró poco, pues siendo un adolescente se mudó a París, la que sería su casa el resto de su vida y donde ha fallecido el 19 de febrero. 

Comenzó sus estudios en el Lycée Montaigne de donde salió directamente a los talleres de moda, pues con solo 22 años se convirtió en asistente del diseñador Pierre Balmain, quien le enseñó todos sus conocimientos sobre costura. A este puesto accedió tras ganar un concurso patrocinado por el Secretariado Internacional de Lana francés. Un certamen en el que en la edición anterior cayó derrotado por Yves Saint Laurent.

De Balmain saltó a otras firmas moda hasta que en 1965 llegó su gran oportunidad al tomar los mandos de la firma casa italiana Fendi, la cual ha llevado hasta lo más alto en el sector del lujo convirtiéndola en objeto de deseo de cualquier fashionista.

Si bien fue en 1983 cuando Lagerfeld tocó la cima, pues fue en ese año fue contratado por Chanel para ser su director creativo, el puesto quizá más anhelado por cualquier diseñador de moda del mundo. Desde entonces, en estos más de 30 años ha logrado hacer todavía más grande la 'maison' francesa, que a día de hoy sigue siendo la que dicta sentencia en cuanto a lo que se lleva o lo que no cada temporada.

Su capacidad de reinvención y renovación constante ha hecho que Chanel siga siendo pionera en la introducción de nuevas prendas y tejidos. Y todo ello conjugándolo con la historia que tiene detrás, para lo que Lagerfeld siempre ha bebido de los archivos de la casa para crear sus nuevas colecciones, con las bases sentadas por la fundadora de la firma, la gran Coco Chanel.

No obstante, el alemán también quiso dejar su propia impronta en el mundo de la moda con su marca homónima, Karl Lagerfeld, que sacó al mercado incluso antes de que llegase a Chanel, pues la fundó en 1974. Pero ahí no queda la cosa, porque también ha colaborado con enseñas como Chloé y ha elaborado el vestuario de Madonna para alguna de sus giras. 

Polémico siempre

Además de su gran labor como diseñador, Karl Lagerfeld también ha destacado siempre por no morderse la lengua y levantar más de una polémica. El alemán tenía un peculiar carácter que a muchas personas costaba entender por su comportamiento hierático y distante, aunque quienes le conocían a fondo le calificaban como muy cariñoso y cercano.

En cualquier caso, ante los medios nunca ha tenido ningún reparo en mostrar sus opiniones, aunque levantaran grandes polvaredas. Sobre todo porque era muy claro acerca de lo que pensaba respecto al físico de las personas. Karl vivía obsesionado con el suyo propio y siempre presumía de sus sacrificios para estar delgado, algo que consideraba que debían hacer los demás.

Él mismo perdió más de 30 kilos en 13 meses para poder enfundarse la ropa que llevaba gente más joven, como él mismo dijo. Así, era muy crítico con el peso de los demás y más de una vez tuvo comentarios desafortunados con personajes como la cantante Adele, de quien dijo en 2012 que estaba "demasiado gorda".

Consideraba que las modelos debían estar delgadas y pensaba que la moda era la motivación más saludable para bajar de peso. Unas declaraciones que le pusieron en el ojo del huracán y por las que fue objeto de críticas, pero de las que nunca se retractó. Genio y figura hasta el final. 

Ahora en Portada 

Comentarios