Domingo, 21.10.2018 - 04:21 h
Cómo fue el rescate

Mapas 3D y la más alta tecnología para salvar a los niños tailandeses de la cueva

A partir de datos obtenidos por el grupo de espeleólogos británicos que participaron en el rescate se pudieron elaborar mapas muy detallados. 

Mapa utilizado para el rescate de los niños tailandeses
Mapa utilizado para el rescate de los niños tailandeses / Esri España

Mapas en tres dimensionesvisualizaciones detalladas a partir de datos de expediciones previas realizadas por el grupo de espeleólogos británicos que colaboraron en la misión y la más alta tecnología fueron imprescindibles para llevar a cabo con éxito el rescate de los doce niños y su entrenador que permanecieron atrapados varias semanas en una cueva en Tailandia

Los buzos pudieron utilizar mapas que representaban la cueva con gran detalle. Así, a contrarreloj y empleando tecnología de la compañía Sistemas de Información Geográfica Esri, expertos técnicos tailandeses crearon representaciones 3D de la cueva a partir de datos anteriores para medir su profundidad, identificar zonas con pocas pendientes donde desplegar el equipo, examinar el potencial de drenaje para acceder a la cueva, o planificar la logística del rescate. 

Se crearon mapas sobre los que organizar la misión, tanto la coordinación y comunicación entre los operarios como para plantear los pasos que se llevarían a cabo. Para ello, gracias a los mapas, hubo que analizar aspectos como el perfil de la cueva, las entradas y el comportamiento del agua, pues una de las mayores amenazas era la llegada de las lluvias, que estropearían las labores de drenaje y podrían inundar las cavidades. A través de los mapas se encontraron los recovecos por los que realizar los trasvases y medir el posible impacto de las tormentas. 

El rescate que tuvo al mundo el vilo

El equipo de fútbol, formado por doce chavales y su entrador, entró en la cueva Tham Luang, situada en la norteña provincia de Chiang Rai, durante una excursión el sábado 23 de junio después de un entrenamiento de fútbol cuando una súbita tormenta inundó el camino de salida. Permanecieron nueve días perdidos y sin alimentos hasta que fueron encontrados por la misión de rescate a cuatro kilómetros de la entrada, el 2 de julio. Con la colaboración de más de mil personas, sedados y en camillas pudieron salir de las cueva entre los días 8 (4 niños), 9 (otros 4 chavales) y 10 (5, incluyendo al entrenador).

Después de días en observación, los rescatados ya han regresado a sus casas con sus familias. Poco a poco, en sucesivas ruedas de prensa, se han ido conociendo detalles de la operación y de cómo se las ingenió el equipo para sobrevivir en la cueva. Así, contaron que habían tratado de cavar un hoyo dentro de la cavidad en la que quedaron atrapados para intentar salir. También desmintieron que no supieran nadar, una sospecha que dificultó sobremanera la planificación del rescate. "No es cierto que no supiéramos nadar, después del fútbol hacemos natación", aclararon y reconocieron que no se dieron cuenta "del nivel que podía alcanzar el agua".

Ahora en Portada 

Comentarios