Martes, 26.05.2020 - 20:34 h
Miedo a ser perseguidos

Por qué una familia vive desde hace 3 meses como refugiada en un aeropuerto

Cuatro adultos y cuatro menores de Zimbabue viven en el aeropuerto de Bangkok, donde son alimentados por el staff.

Fotografía de una de los integrantes de la familia de Zimbabue que vive en el aeropuerto de Bangkok.
Dos de las integrantes de la familia de Zimbabue que vive en el aeropuerto de Bangkok.

El éxodo de refugiados de sus países de origen azota ya a la mayor parte del mundo. La mayoría huyen de guerras o situaciones políticas y sociales insostenibles que convierten sus vidas en un infierno, y en uno de los últimos casos hasta el punto de optar por vivir en un aeropuerto durante los últimos tres meses.

Así es la vida de cuatro adultos y cuatro niños menores (2, 6, 7 y 11 años, respectivamente) naturales de Zimbabue, que desde mayo viven cobijados entre la agitación de pasajeros, maletas y aviones que aterrizan y despegan en Bangkok.

¿El motivo? La situación insostenible en su país de origen provocada por la dimisión del dirigente Robert Mugabe en noviembre, tras un golpe militar que ha causado grandes incidentes sociales.

Su situación salió a la luz cuando un trabajador del propio aeropuerto publicó una imagen en Facebook de él mismo dando un regalo de Navidad a una niña africana.

Kanaruj Artt Ponsopit explicó, en la publicación ya eliminada, que la familia llevaba viviendo en el aeropuerto cerca de tres meses “por la inquietante situación” de su país. "Espero que volváis a casa pronto", indicó.

Si bien no quieren volver a Zimbabue, tampoco era su deseo vivir en un aeropuerto. Así lo explica el departamento de inmigración de Tailandia a la 'BBC', detallando que la familia intentó llegar a España.

Trazaron una ruta para volar desde Bangkok pasando por Kiev (Ucrania), pero no pudieron llevarla a cabo ya que no tenían el visado necesario para entrar en España.

En segunda opción acordaron volar a Dubái desde Ucrania para recalar en última instancia en un tercer país. Sin embargo, cancelaron los billetes del viaje y por eso fueron enviados de vuelta a Bangkok. Desde entonces, son alimentados por el personal del aeropuerto.

ACNUR actúa para encontrar "una solución"

La portavoz de ACNUR en Asia, Vivian Tan, señaló a Efe en un correo electrónico que no puede revelar detalles del caso por "razones de confidencialidad", pero precisó que están "explorando soluciones potenciales".

El interés generado por la historia entre los medios internacionales ha puesto en una situación delicada a la familia y a las autoridades tailandesas, que no han firmado los tratados de protección de los refugiados de la ONU.

Los refugiados y solicitantes de asilo son tratados como inmigrantes ilegales si no cuentan con visado, por lo que muchos terminan en centros de detención hasta que son acogidos por un tercer país.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING