Miércoles, 12.12.2018 - 11:22 h
Telediaria

'Pasapalabra' sufre el 'boom' por Los Lobos: cuando unos concursantes se transforman en estrellas

Diez años después de su estreno en Telecinco, Pasapalabra mantiene su éxito pero no con tanta fuerza como antaño. El concurso empieza a mostrar cada vez más síntomas de debilidad frente a un Boom, en Antena 3, que ha sabido ganar adeptos gracias al aguante de unos concursantes carismáticos, Los Lobos, que llevan más de un año jugando ininterrumpidamente a desactivar bombas.

Para frenar los buenos resultados de audiencia de La Ruleta de la Suerte en el mediodía de la cadena decana de Atresmedia, Telecinco decidió duplicar Pasapalabra con una nueva versión para las 2 de la tarde. Así, el concurso más emblemático de Mediaset estrenó el 16 de abril una segunda edición diaria, protagonizada por míticos concursantes de la historia de este formato. La diferencia estuvo en que ahora participaban junto a familiares y no apadrinados por personajes populares.

Con esta táctica, Telecinco huía del riesgo de la inversión de construir un nuevo programa desde cero y apostaba por una vieja marca conocida, Pasapalabra, que ya cuenta con una legión de fieles.

Pasapalabra pasaba a tener dos pases diarios. El original: Pasapalabra. El clon: Pasapalabra en familia. Pero la estrategia también escondía el peligro que el espectador habitual sintiera cierto cansancio por sobreexposición del quiz show conducido por Christian Gálvez.

Los malos presagios se hicieron realidad. Pasapalabra en familia no funcionó. Fue retirado y, a la vez, el Pasapalabra de siempre empezó a agudizar su desgaste. Un hecho que es lógico tras diez años de emisión en Telecinco, pero que se ha acrecentado por el fenómeno de unos concursantes con nombre propio en Antena 3.

Pasapalabra mantiene su vigor, pero no es tan infalible como antaño y la puntilla se la está dando el enganche que suponen los invencibles Lobos en el formato contricante de Antena 3 a la misma hora. El equipo que lleva más de un año -sin rival- neutralizando "bombas" ha crecido tanto en popularidad que también ha generado una expectación extra por seguir Boom. Y los propios creadores del concurso lo explotan con inteligencia. Cada día que pasa crece más emoción, pues cada día que avanza está más cerca que sean eliminados estos sabios y expertos jugadores de la TV.   

el datódromo

La primera semana completa que Boom ganó a Telecinco

La audiencia entre Pasapalabra y Boom sigue muy reñida, pero la pasada semana se cumplió un hito: las bombas superaron todos los días al rosco, tendencia que continúa esta semana. Boom está coqueteando con un competitivo 17 por ciento de cuota de pantalla, mientras que Pasapalabra viaja del 15 por ciento al 13 por ciento, incluso bajando al 12,8.   El parón de emisión del concurso de Christian Gálvez por el mundial de fútbol también ha podido favorecer que haya descubierto Boom un pequeño -pero matón- público, fiel de concursos de cultura general, que era feligrés de Pasapalabra.

Telecinco ahora no tiene el gancho de un carismático concursante que logra el fervor popular. Los participantes de Boom, que se conocieron participando en distintos concursos como Saber y Ganar y el propio Pasapalabra, se han transformado en estrellas con un tirón que atrapa la curiosidad del espectador por ver cuándo caerán y cuánto se llevarán de bote. Así que al espectáculo le viene bien que estos Lobos sigan esquivando las bombas del concurso durante un buen tiempo para seguir haciendo pupa a Pasapalabra. Los Lobos ya han conseguido lo más difícil: que el espectador sienta que son como de la familia. Y eso hace a esta pandilla indestructible.

Ahora en Portada 

Comentarios