Sábado, 26.05.2018 - 02:24 h
Zoomboomcrash

Artur Mas pasará a Wikipedia por arruinar a su partido y a Cataluña

Entre 1999 y 2009, Convergencia Democrática de Cataluña recibió por lo menos más de 6 millones de euros en comisiones ilegales. Esas comisiones procedían de que el partido exigía a empresas constructoras el 3% del precio de la adjudicación de obras públicas, las cuales se cobraban a través de una trama formada por el ahora ex tesorero del partido, Jordi Montull, y el presidente del Palau de la Música, Félix Millet.

Esos dos hombres han sido condenados a 7 y 9 años de prisión, y además, el partido CDC ha sido condenado a devolver 6 millones de euros, es decir, a devolver parte del dinero que entró en sus arcas, que al parecer fue mucho más.

¿Y qué hacía Artur Mas entre 1999 y 2009? Fue conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat, diputado al Parlament, secretario general de la federación de Barcelona, primer consejero de la Generalitat, y candidato a la presidencia de Cataluña. Antes de todo eso, había sido conseller de Obras Públicas.

Es decir, durante el periodo en que Artur Mas tuvo una serie de cargos importantes de la Generalitat, la trama de CDC estuvo cobrando comisiones ilegales. Sin embargo, Artur Mas se ha desentendido de esas comisiones, aduciendo que CDC ya no existe sino que él forma parte de un partido nuevo llamado PDeCAT, y que no tiene que devolver nada.

Artur Mas fue nombrado presidente de CDC en 2010. En las elecciones de aquel año, su partido en coalición con UDC obtuvo 62 escaños en el Parlament, y Artur Mas fue nombrado presidente de Cataluña. Pero las cosas empezaron a torcerse, Dos años después, la coalición obtuvo 50 diputados al Parlamento en las elecciones de 2012. ¿Qué ha sucedido desde entonces?

CDC concurría históricamente a las elecciones catalanas en coalición con UDC. Como el partido de Mas era claramente independentista, y UDC no lo era, este último rompió la coalición. En las elecciones de 2015, CDC bajó aún más: obtuvo 29 diputados. Artur Mas tuvo que dimitir como presidente de la Generalitat porque un pequeño partido anticapitalista, clave para lograr la mayoría parlamentaria, le exigió que se abandonara su puesto como condición para apoyar a su sucesor como presidente.

Mas propuso como sucesor a Carles Puigdemont. Y gracias a este, Cataluña ahora es un circo. Puigdemont está perseguido por la justicia española y se refugia en Bruselas. Artur Mas ha sido condenado a pagar 5 millones de euros por haber organizado un referéndum ilegal en 2014, además de dos años de inhabilitación para cargo público. Como no tiene dinero, sus propiedades han sido embargadas. Varios dirigentes de su partido han pasado por la prisión preventiva y se arriesgan a pagar futuras penas por organizar otro referéndum ilegal, el del 1 de octubre de 2017.

En resumen: Artur Mas pasará a Wikipedia por haber roto una coalición histórica, por haber destrozado a su partido, por haber dejado un rastro de robo de las arcas públicas y comisiones ilegales, y por último, por contribuir a dañar económicamente a Cataluña, al provocar la huida de empresas y bancos, y la caída de la inversión.

Sin embargo, en las entrevistas en televisión y a otros medios, Mas no se arrepiente de nada y no asume su responsabilidad. A pesar de haber dimitido como presidente del nuevo partido PDeCAT, insinúa que puede volver al primer plano de la política en el futuro.

Afortunadamente, siempre nos quedará Wikipedia para resumir las andanzas del, probablemente, peor político en la historia de Cataluña.

Ahora en portada

Comentarios