Jueves, 21.11.2019 - 01:43 h
Mano izquierda
ICAE/Universidad Complutense de Madrid. Ex Ministro de Industria, Turismo y Comercio

El balance fiscal de Rajoy... y de Zapatero 

El hasta hace unas semanas Presidente del Gobierno, derribado por una moción de censura, anunció el fin de su carrera política y su vuelta a su profesión de Registrador de la Propiedad. Se trata, sin duda, del cierre de una etapa de nuestra Historia. En los países anglosajones se suele hacer balance de la gestión de los políticos salientes, no con ánimo revanchista, sino como forma de transmitir a sus sucesores el “listón” en el que se medirá su política. Lo cierto es que Rajoy abandona el gobierno y la política dejando tras de sí una buena imagen en lo que se refiere a la gestión económica y, en especial, a la política fiscal. Estoy convencido de que la gran mayoría de nuestros lectores estará plenamente convencida de que la política fiscal ha sido mucho más “saneada” durante el mandato de Rajoy que durante el de Zapatero, entendiendo por “saneada” que: (i) ha tenido un menor déficit público, (ii) una menor deuda pública, (iii) una menor presión fiscal y (iv) un menor gasto público en relación al PIB. El objetivo de este artículo es comprobar si se cumplen todas estas hipótesis.

Déficit y Deuda Públicos

Antes de presentar los datos fiscales, conviene revisar cuál ha sido el crecimiento económico promedio en cada uno de los períodos considerados: 2004-2011, los años de Zapatero y 2012-2018, los años de Rajoy. La primera dificultad que se nos presenta es cómo asignar los años en los que ha gobernado más de un partido. En un año no hay duda: Zapatero dejó Moncloa a finales de 2011, por lo que la totalidad del año 2011 se le puede asignar a su mandato, y el año 2012 completamente a Rajoy. Con respecto a 2004, las elecciones fueron en marzo, por lo que asignaré la totalidad de dicho año a la gestión del Presidente socialista. Por el contrario, Rajoy dejó Moncloa el 2 de junio de 2018, por lo que voy a asignar la mitad de la gestión de ese año al Presidente del Partido Popular, y la segunda mitad sería responsabilidad de su sucesor, Pedro Sánchez. Procediendo así llegamos a un resultado bien interesante, que recogemos en el Gráfico 1: el crecimiento económico promedio en términos reales del periodo Rajoy ha sido prácticamente idéntico al de Zapatero, apenas una décima inferior (4 décimas si considerásemos todo 2018 para Pedro Sánchez y que el período de Rajoy terminase en 2017). 

Gráfico Miguel Sebastián 19 de junio de 2018
 

Eso quiere decir que vamos a poder comparar los datos fiscales de uno y otro mandato sin hacer “ajustes por ciclo”. Si la economía española hubiera ido especialmente bien en el período de Zapatero, el “mérito” por conseguir un menor déficit, unos mayores ingresos fiscales, que son procíclicos, o un menor gasto público, que es anticíclico, sería menor. Pero al haber tenido prácticamente el mismo crecimiento económico, no es necesario llevar a cabo este ajuste por diferente crecimiento económico y la comparación puede ser directa.

En el Gráfico 2 presento el déficit público promedio bajo ambos presidentes. Para sorpresa de muchos, el déficit público ha sido significativamente menor, en media, en el período de Zapatero que en el de Rajoy. Desde 2012 hasta 2017 el déficit de las AA.PP. fue el 6,1%, frente al 3,6% promedio del período de Zapatero. Y suponiendo que el déficit se ha reducido hasta el 2,8% en la primera parte del año 2018, tendríamos que el déficit público promedio de Rajoy ha sido el 5,6%, tal y como recoge el gráfico 2. Aun así, se ha situado dos puntos por encima del desequilibrio fiscal de Zapatero. Este dato puede resultar llamativo, dado que el récord de déficit público lo tuvo el Presidente socialista, con un 11% en 2009. Pero Rajoy también tuvo un déficit superior al 10% en 2012, según los datos del FMI, que incluyen las ayudas a la banca. Y Zapatero tuvo tres años consecutivos de superávit, algo que nunca ha conseguido ningún gobierno del Partido Popular.

Gráfico dos Miguel Sebastián 19 de junio de 2018
   

En lo que se refiere a la Deuda Pública, el resultado es incluso más contundente. La Deuda Pública promedio de Zapatero ha sido un 47,9% y la de Rajoy, el 96,7% del PIB, tal y como recoge el Gráfico 3. Es decir, que con Rajoy el ratio de Deuda Pública en promedio ha sido más del doble que la de los años de Zapatero.

Gráfico tres Miguel Sebastián 19 de junio de 2018

Alguien puede decir, con razón, que esta comparación es un poco injusta, pues la Deuda pública es un stock que recoge toda la acumulación de déficits públicos del pasado hasta esa fecha. Es decir, la Deuda Pública de Zapatero recoge, de forma acumulada, el comportamiento de los Gobiernos de Aznar, de Felipe González y así sucesivamente hacia atrás. Para superar esta crítica debemos considerar el aumento de la Deuda Pública que ha tenido lugar en ambos mandatos. Cuando Zapatero llega a la Moncloa el ratio de deuda pública era el 47,6% del PIB, aunque la redujo en los años de bonanza hasta el 36%. Y cuando abandonó la Presidencia de Gobierno, dicho ratio se situaba en el 69,5% del PIB. Rajoy heredó ese ratio a principios de 2012 y al salir lo había situado en el 98,8% del PIB. Por tanto, Zapatero incrementó el ratio de deuda en 21,8 puntos del PIB, mientras que Rajoy lo ha aumentado en 29,3 puntos, casi un 35% más. Por tanto, tanto en Déficit (2 puntos más en promedio) como en Deuda Pública (incrementada en 8 puntos adicionales en el conjunto del período), el balance fiscal de Rajoy ha sido significativamente peor que el de Zapatero, pese a tener el mismo crecimiento económico.

Ingresos y Gasto Público

Si preguntásemos a los españoles, no me cabría duda de que responderían que los impuestos son más altos cuando gobiernan los socialistas, y también es más elevado el gasto público. La propaganda del Partido Popular es bastante machacona al respecto. “Somos el partido que baja los impuestos”, suelen decir, mientras que los socialistas son “el partido del despilfarro”. “Zapatero fue un manirroto” decía en su libro un famoso periodista económico que ni siquiera había mirado los datos. Los socialistas, al menos en los últimos años, se han sentido incómodos con el mensaje de que “bajar impuestos es de izquierdas”, y han defendido, desde la oposición amplios programas de gasto público. Todo ello no ha hecho más que ahondar en la percepción social sobre ambos paradigmas: altos impuestos y elevado gasto público con los gobiernos socialistas.

En los Gráficos 4 y 5 presento los ratios de ingresos totales de las AA.PP. sobre el PIB, así como del total del gasto público, utilizando los datos del FMI.

Gráfico cuatro Miguel Sebastián 18 de junio de 2018
     

Lo primero que llama la atención es que la presión fiscal promedio ha sido más alta con Rajoy, aunque la diferencia es de apenas dos décimas y se podría explicar en parte por el menor crecimiento de la economía real durante su período. Pero el discurso sobre los impuestos ha sido, simple y llanamente, falso.

Gráfico Miguel Sebastián 19 de junio de 2018
    

Y los datos de gasto público son mucho más concluyentes. El gasto de las AA.PP. ha sido más elevado, más de dos puntos del PIB, en el mandato de Rajoy que en los años del “manirroto Zapatero”. Una verdadera sorpresa, incluso para el que escribe este artículo.

En conclusión, pese a la percepción social y la insistente campaña propagandística, el balance fiscal de Rajoy, tanto en lo que se refiere a Déficit, a Deuda pública, a presión fiscal como a gasto público, no ha sido tan bueno como, en general, se cree. O al menos, ha sido peor que el balance fiscal (que nadie hizo) de los años de Zapatero.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING