Resolución del TJUE

Victoria política: El acuerdo de pesca UE-Marruecos excluye las aguas del Sáhara

Un total de 126 barcos europeos, 49 españoles, faenan en área marroquí pero no podrán hacerlo en el saharaui, anexionado por los alauitas hace 40 años

Marruecos y la Comisión Europea firman un acuerdo de pesca para los próximos 4 años

Marruecos vuelve a darse de bruces contra la pared del Sáhara Occidental. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea declara válido el acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos, pero excluye las aguas del Sáhara Occidental, en contra de la opinión inicial emitida por el abogado general de la UE, que apostaba por tumbarlo.

El convenio actual, que en estos momentos se encuentra prorrogado hasta julio, ha generado más de 700 puestos de trabajo (tanto para europeos como para marroquíes) y prevé una inversión de 40 millones de euros anuales en Marruecos.

Ambas partes abogaron este martes por preservar su cooperación en materia pesquera y "negociar los instrumentos necesarios" de cara a la renovación del protocolo del acuerdo pesquero, sin precisar cómo abordarán la cuestión de las aguas adyacentes al Sáhara Occidental.

Una victoria política

Un pequeña victoria comercial pero una gran victoria política para el Sáhara Occidental. Los magistrados sentencian en su resolución que el territorio saharaui no puede considerarse parte de Marruecos. Y, además, reconocen su derecho a la autodeterminación. Una posición mucho más contundente que la adoptada por los políticos y diplomáticos comunitarios. Esta cuestión es una línea roja para Rabat, socio de la UE no solo en materias agrícolas y pesqueras, sino también para la gestión migratoria y de seguridad. 

Hasta la fecha, eran 126 los buques europeos que faenan en aguas marroquíes, 49 españoles, aunque 90 tienen licencia para hacerlo. Los europeos capturan unas 83.000 toneladas anuales de pescado, valoradas en más de 80 millones de euros.  Beneficia sobre todo a Andalucía, Galicia y Canarias.

Derecho de autoderminación

“La inclusión del territorio del Sáhara Occidental en el ámbito de aplicación del acuerdo de asociación infringe determinadas normas de derecho internacional general aplicables en las relaciones entre la Unión y el Reino de Marruecos, a saber, el principio de autodeterminación”, destaca la Corte con sede en Luxemburgo. Advierte también el TJUE de que sí es competente para juzgar los acuerdos internacionales firmados por la UE, algo que los Estados miembros ponían en duda.

Marruecos se anexionó el Sáhara Occidental ilegalmente cuando España abandonó la excolonia en 1975. Desde entonces, Marruecos y el territorio ocupado han mantenido un enfrentamiento bélico al tiempo que el reino alauita hacía uso de los recursos saharauis, como la pesca y los fosfatos.

“La zona de pesca marroquí de que habla el Protocolo no incluye las aguas adyacentes al territorio del Sáhara Occidental”, recalcan los magistrados europeos. La justicia europea ya se había mostrado hace un año contraria a que se apliquen a estos territorios los acuerdos comerciales que la UE firme con Marruecos, pero estaba pendiente de resolverse la situación del pacto pesquero.

El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Melchior Wathelet, también había dado la razón a los activistas como Western Sahara Campaign que ponían en entredicho este acuerdo pesquero.

Ahora en Portada 

Comentarios