Sin rastro de él desde el 29 de septiembre

Interpol se teme lo peor y exige a China que aclare el paradero de su presidente

Meng era vicesecretario de Seguridad de su país cuando en noviembre de 2016 fue elegido para cuatro años presidente de Interpol.

Meng Hongwei era considerado un peso pesado del Partido Comunista Chino. (@INTERPOL_HQ)
Meng Hongwei era un peso pesado del Partido Comunista Chino. (@INTERPOL_HQ)

La secretaría general de Interpol ha pedido oficialmente este sábado al Gobierno chino que proporcione información sobre el paradero de su presidente Meng Hongwei, al que se considera desaparecido.

"Interpol ha solicitado a través de los canales oficiales a las autoridades de China que aclaren el estado del presidente Meng Hongwei", ha hecho saber el secretario general de la organización, Jürgen Stock, en un comunicado. "La Secretaría General espera una respuesta oficial para abordar las preocupaciones sobre el bienestar del presidente", añade.

Hongwei, elegido para el cargo en noviembre de 2016, partió el pasado 29 de septiembre de Francia, donde Interpol tiene su sede en Lyon, con destino a China y desde entonces ha sido imposible contactar con él.

Su mujer, que vive en Lyon junto a sus hijos, finalmente informó de su desaparición a las autoridades francesas y ha prestado declaración ante la Policía judicial, según Europe 1.

Sin rastro en Francia

El Ministerio de Interior francés compartió este viernes  su preocupación por la desaparición de Meng, así como por las amenazas que ha recibido su esposa, y señaló que ha puesto a disposición de la familia un "dispositivo policial adaptado" para garantizar su seguridad.

Por el momento, los agentes franceses han podido determinar que Meng, de 64 años, tomó el avión que iba a llevarle a China. A partir de ahí, se pierde la pista del alto funcionario. La familia no ha vuelto a tener contacto con él. Según el South China Morning Post", de Hong Kong, Meng es objeto de una investigación y fue arrestado por los servicios disciplinarios del Partido Comunista nada más poner pie en el país.

El rotativo tampoco ofrece más pistas sobre los posibles motivos por los que este exmiembro del Gobierno, considerado un peso pesado del Partido Comunista Chino, estaría siendo investigado, ni sobre cuál es su paradero actual.

Medios franceses han hecho notar que en noviembre pasado el líder del país, Xi Jinping, puso al frente de los servicios de seguridad del país a Zhao Kezhi y lanzó una purga de altos cargos procedentes de los aparatos de sus predecesores, Hu Jintao y Jiang Zemin.

Meng era vicesecretario de Seguridad de su país cuando en noviembre de 2016 fue elegido para cuatro años presidente de Interpol en sustitución de la francesa Mireille Ballestrazzi, un cargo eminentemente honorífico, pero que aun así levantó ampollas entre organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios