Jueves, 23.11.2017 - 01:16 h

Aznar busca quitarse la etiqueta de la derecha rancia que le intentan colgar desde el PP

José María Aznar reaparece en un acto de FAES junto a Gallardón y Piqué con un discurso en el que quiere dejar claro que sus ideas no son la derecha rancia y antigua.

Desde el PP se está deslizando el mensaje de que el expresidente de honor está escorado a la derecha. Aznar está cuidando mucho las palabras que pronuncia tras desvincularse del marianismo.

(Amp) Aznar: "Impuestos altos, déficit y deuda son lo contrario del círculo virtuoso para la economía"

Primera aparición de José María Aznar en un acto de la Fundación FAES tras abandonar la presidencia de honor del Partido Popular el pasado mes de diciembre. Tendrá lugar este jueves, en Madrid, y estará acompañado por los exministros Alberto Ruiz Gallardón y Josep Piqué. Conversarán con Javier Zarzalejos, director de FAES, en un evento que lleva por título "Ideas para la sociedad españoles" y Aznar intervendrá al final.

Se espera un nuevo rejón del expresidente hacia Rajoy. Aznar, cuentan desde su entorno, está molesto con la actual cúpula del PP por varios sucesos. Lo que más le ha molestado es la publicación en la prensa de la inspección que le abrió Hacienda, una filtración que no se ha investigado y que es un delito en sí. Pero no es lo único. También está a disgusto por las críticas que se está haciendo a su gestión sobre Cataluña o por el trato que se le da a algunos veteranos del partido.

Con estos antecedentes, el discurso que tiene previsto pronunciar Aznar este jueves se centrará en dejar claro cuáles son sus ideas y recetas para España, mensajes que ha venido repitiendo en los últimos meses y en los que ahora insistirá aún más.

El entorno de Aznar cuenta también que al expresidente del Gobierno no le está gustando los intentos que provienen del PP de catalogarlo como la derecha más rancia y arcaica. El aznarismo cree que su líder representa un proyecto centrado y esa idea central se plasmará en su intervención.

El pasado lunes, en un acto con empresarios valencianos, Aznar ya dio pistas sobre cómo será su actitud a partir de ahora. El expresidente se preparó a conciencia un discurso elaborado y centrado exclusivamente en clave económica, dejando algún recado para el Gobierno de Rajoy, pero sin ser demasiado incisivo.La principal afrenta de Aznar contra Rajoy fue la relativa a los impuestos: "No es bueno que se a­siente la creencia de­ que la única forma d­e reducir el déficit ­sea subir impuestos; ­ni que se vea el défi­citcomo elemento generad­or de crecimiento y s­e acuda a la deuda co­mo recurso indoloro p­ara pagar el Estado d­el bienestar", ha afirmado el exjefe del Ejecutivo en un encuentro con la Asociación Valenciana de Empresarios.Las recetas económicas que lanzó Aznar pasan por reformas: "­2016 ha sido un buen ­año económico para Es­paña", pero "los vientos ­de cola no van a sopl­ar tan fuertes y es n­ecesario retomar una verdadera­ agenda reformista que, a mi juicio, es­tá incompleta". "El dilema ­de este tiempo ­no puede ser el de el­egir entreacuerdos o reformas­. Necesitamos los dos­", añadió.Para Aznar es necesario "ensanchar con urgencia l­a parte productiva de­ la sociedad española para dar respuesta a­ las tendencias que d­esequilibran nuestro ­modelo de bienestar". Ha alertado que "el ­principal riesgo­ que afronta la ­sostenibilidad de la recuperación económic­a es el riesgo político interno­".­Respecto al rumor de que podría crear otro partido político, el entorno de Aznar es contundente negándolo. Dicen que nunca haría nada que pudiera perjudicar al PP, que no al marianismo.

Ahora en portada

Comentarios