Sábado, 18.11.2017 - 02:26 h

CDC admite el cobro de 1,7 millones en facturas falsas en el expolio del Palau

La defensa de CDC como responsable a título lucrativo del expolio del Palau de la Música cifra en 2,4 millones de euros como máximo la cantidad que se le podría reclamar.

La Fiscalía le exige 6,6 millones, pero CDC considera que los millones que el extesorero de CDC recibió supuestamente del Palau en comisiones de Ferrovial no son reclamables.

 

El abogado de CDC alaba el "acto de contrición" del partido al disolverse

La defensa de CDC como responsable a título lucrativo del expolio del Palau de la Música cifra en 2,4 millones de euros como máximo la cantidad que se le podría reclamar por presuntas comisiones recibidas de la constructora Ferrovial, en el caso de que se considere probada su financiación ilegal.

En su informe final en el juicio por el expolio del Palau, el abogado de CDC, Xavier Melero, ha sostenido que, si la Audiencia acaba declarando la responsabilidad lucrativa del partido en el expolio, éste debería ser obligado a pagar un máximo de 2,4 millones de los 6,6 millones que le exige la Fiscalía

Respecto a las facturas falsas emitidas por empresas proveedoras del Palau que supuestamente sirvieron para hacer llegar 2,3 millones de euros en comisiones ilícitas a CDC, la defensa admite en último extremo un desvío de 1,7 millones. "Esto da como sumatorio, en la peor de las hipótesis, un total de 2,4 millones de euros", ha apostillado Xavier Melero.

Melero ha invocado la jurisprudencia para alegar que los millones de euros que el extesorero de CDC Carles Torrent recibió supuestamente en efectivo del Palau de la Música en comisiones ilícitas de Ferrovial no se pueden reclamar al partido, puesto que el desvío habría sido materializado por una persona que murió sin ni siquiera haber sido investigada.

Como planteamiento inicial, la defensa de CDC mantiene que el partido no se financió ilegalmente mediante el cobro de comisiones de la constructora Ferrovial, por lo que se opone al decomiso de los 6,6 millones de euros que la Fiscalía pide al partido, que tiene 15 de sus sedes embargadas para garantizar ese pago en caso de condena.

Sin embargo, en el caso de que la Audiencia dé por probado que CDC se financió irregularmente a través del Palau, Melero ha argumentado que Torrent, al que la Fiscalía atribuye un papel clave en el cobro de comisiones, "murió seis años antes de que comenzara la investigación", por lo que no se le puede exigir a CDC el dinero que supuestamente desvió una persona que ni siquiera estuvo imputada en el caso.

Además de las cantidades presuntamente recibidas en metálico por Torrent, que la Fiscalía cree que sumaban 3,3 millones, Melero sostiene que no hay "la más mínima prueba" de que los 382.243 euros que su sucesor al frente del tesorería de CDC Daniel Osàcar percibió supuestamente en efectivo del Palau fueran a parar al extinto partido.

Melero sí ha reconocido como posible responsabilidad lucrativa los 600.000 euros que CDC recibió mediante convenios anuales de colaboración con la fundación Trias Fargas -actual Catdem- y que la Fiscalía cree que enmascaraban "mordidas" de Ferrovial, aunque el abogado ha recordado que esas cantidades han sido devueltas al Palau y ello debe comportar "efectivos positivos" para Osàcar.

Como ya hiciera en su informe final como defensa de Daniel Osàcar, Melero ha restado valor a las delaciones de los exresponsables del Palau de la Música Fèlix Millet y Jordi y Gemma Montull en que incriminaron a CDC, porque a su parecer ninguno de ellos describió "el mecanismo causal" por el que la formación habría recibido comisiones a cambio de la "adjudicación irregular de obra pública".

El abogado de CDC, Xavier Melero, ha presumido de la desaparición de un partido tras ser investigado por presunto cobro de comisiones a través del Palau de la Música, y lo valora como un "acto de contrición", único en la democracia, y lo ha comparado con la forma de actuar de otros partidos (en clara referencia al PP):  "Unos han tirado de plasma y otros han tirado de olvido, pero allí están y allí continúan estando".

Ahora en portada

Comentarios