Jueves, 05.12.2019 - 18:27 h

El PP puede apartar a Rita Barberá del Senado y no quiere

Un informe de la Secretaría General del Senado, al que ha tenido acceso La Información, concluye que el acta de senadora de la exalcaldesa de Valencia puede ser inconstitucional.

La Comunidad Valenciana debería tener 5 senadores, y no 6, designados por las Corts, pero el PP no quiso molestar a la senadora investigada por el Supremo que ahora está en el grupo Mixto.

Informe de la Secretaría General del Senado.

Rita Barberá podría estar, en este momento, apartada del Senado, pero el Partido Popular no quiso ni siquiera plantearlo. Según la Constitución, la Comunidad Valenciana tendría que tener, en este momento, cinco senadores designados por las Corts. Sin embargo, tiene seis, entre los que se encuentra la exalcaldesa de Valencia a quien el Tribunal Supremo ha decidido investigar hace menos de un mes.

La historia se remonta al pasado mes de mayo. El día 4 de ese mes, la Diputación Permanente del Senado estudió la revisión del número de parlamentarios a designar por cada Comunidad Autónoma en la presente legislatura.

En esa reunión se acordó que a la Comunidad Valenciana le correspondía designar cinco senadores, en lugar de los seis de los que había designado en la pasada legislatura. El motivo de esta reducción se debe a la disminución del censo de población en la región.

Según se recoge en el artículo 69.5 de la Carta Magna, a cada comunidad le corresponde designar un senador y otro más por cada millón de habitantes en su territorio. Valencia tiene en este momento menos de 5 millones de habitantes (4.980.689 según el padrón), por lo que le corresponden 5 senadores. 

Valencia, por tanto, debe reducir en uno el número de senadores designados por las Corts. La decisión afecta a los siguientes parlamentarios:

- Rita Barberá, a quien designó el PP y ahora está en el Grupo Mixto.

- Luis Crisol, de Ciudadanos, en el Grupo Mixto

- Alberto Fabra, del PP.

- Joan Lerma, del PSOE.

- María Pilar Lima, de Podemos.

- Carles Mulet, de Compromís, en el Mixto.

Uno de estos seis senadores debería ser apartado de su acta. El problema surgió cuando las Corts valencianas consideraron que la revisión del número de parlamentarios por designación autonómica debía producir cuando finalice la legislatura autonómica, según se recoge en un informe de sus servicios jurídicos.

Para solucionar este conflicto, el presidente del Senado, Pío García-Escudero, solicitó a la Secretaría General de la Cámara Alta un informe para conocer cuándo debía realizarse dicha revisión: al finalizar la legislatura autonómica o bien en el momento de la disolución del Senado.El informe de la Secretaría General

La Secretaría General del Senado elaboró un informe, al que ha tenido acceso La Información, explicando cuándo debe revisarse el número de senadores. Las conclusiones son claras:

-- "La voluntad del legisladora al aprobar la Ley Orgánica de Régimen Electoral General es la de que la fijación del concreto número de senadores que corresponde a una comunidad autónoma se vincule, no al momento de constitución del Parlamento autonómico, sino al de la celebración de las últimas elecciones generales al Senado".

-- "Y como dicho número está determinado por el texto constitucional no es posible incluir tal determinación entre las competencias de una comunidad autónoma".

-- "La fijación del número de senadores a designar es un requisito previo en el tiempo y necesario para proceder a designar, que sin embargo no está en manos de la comunidad autónoma", reincide.

-- "La composición de uno de los órganos constitucionales del Estado, como es el Senado, no puede depender de la interpretación que de la Constitución efectúa una comunidad autónoma".

Y concluye: "Es necesario que el reajuste se produzca inmediatamente".

Añade el informe de la Secretaría General del Senado: "Pretender fijar un número de senadores distinto constituye una vulneración de la Constitución". Es decir, uno de los escaños de los 6 senadores valencianos (podría ser el de Barberá) es inconstitucional, según este informe.

En el documento se cita un antecedente de 1982, donde el senador Jordi Escoda i Vila tuvo que renunciar por un descenso en el número del censo en Cataluña. El caso es extrapolable a Valencia.El PP votó en contra de reducir el número de senadores

A pesar de este contundente informe de la Secretaría General del Senado, el PP no quiso reducir el número de senadores designados por las Corts valencianas. En una reunión de la Mesa de la Cámara Alta, celebrada el pasado mes de junio, los populares votaron en contra de aplicar esta reducción. Se alinearon en dicha votación con toda la oposición  se decidió mantener el número de senadores.

Esta decisión significa que el PP puede, en cualquier momento, reducir el número de senadores por Valencia, medida que afectaría a Rita Barberá. La exalcaldesa podría quedarse sin su acta, pero los populares no han querido molestar a la que en su día fue la todopoderosa alcaldesa de la ciudad del Turia.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING