Lunes, 15.10.2018 - 22:03 h

Sánchez fuerza una votación y los críticos se oponen al grito de "pucherazo"

Uno de los momentos más tensos fue cuando los afines a Sánchez decidieron colocar una urna para votar la hoja de ruta de Sánchez, que pasa por un congreso extraordinario.

TODO SOBRE LA CRISIS DEL PSOE

Ferraz pone urnas por sorpresa para votar un Congreso y los críticos recogen firmas para una moción de censura

La guerra interna en el PSOE ha estado patente durante todo el día en Ferraz. Cualquier propuesta los partidarios de Pedro Sánchez era tumbada por los críticos, y viceversa.

Uno de los momentos más tensos ha sido cuando los afines a Sánchez decidieron colocar una urna, sin ninguna garantía y sin censo, para votar de forma secreta la hoja de ruta de Sánchez, que pasa por un congreso extraordinario.

Ante esta decisión, el sector crítico estalló y algunos de los presentes -todos dirigentes socialistas- grita "sinvergüenzas" y "pucherazo". Muchos ni siquiera se acercaron a votar.

Los críticos han considerado que la votación que se estaba llevando a cabo era "ilegal" porque se estaba haciendo fuera de todos los controles del partido y escondida de la vista del Comité Federal.

Se pudo ver algunos dirigentes llorando o a punto de la histeria y otros calificando la situación de "lamentable" y de "locura". Algunos dirigentes que habían venido a Madrid con la intención de respaldar a Pedro Sánchez, estaban sorprendidos por la actuación de la Ejecutiva en funciones y se estaban replanteando su posición, según han asegurado a Europa Press.

Entre toda esta confusión, la presidenta andaluza, Susana Díaz, ha pedido que se parara la votación y que se haga de una manera ordenada y limpia.Y después, moción de censura

Tras el incidente de la urna, el sector crítico ha decidido recoger firmas para presentar una moción de censura. Necesitaban el apoyo del 20% de los acreditados como miembros del comité federal y lo consiguieron de forma inmediata.

El artículo 7 del reglamento del máximo órgano señala que se puede promover una moción de censura que esté "apoyada al menos por el 20% de sus miembros y sancionada para tener efectos por la mayoría absoluta de los y las integrantes del Comité Federal".

A la reunión de hoy asisten 253 delegados, que no incluye a 15 miembros de la Ejecutiva que dimitieron el pasado miércoles.

Sin embargo, poco después la mesa del Comité Federal, en la que los partidarios de Sánchez tienen mayoría -dos votos contra uno- han examinado las firmas y las han rechazado.La mayoría secuestrada por una dirección ilegítima. Jamás pensé que un ex SG pudiera poner en riesgo al partido por sus intereses personales— Eva Matarín (@evamatarin) 1 de octubre de 2016

El caos ha sido tal que José Antonio Pérez Tapias, histórico dirigente socialista que llegó a disputarle las primarias a Pedro Sánchez y Eduardo Madina, abandonó la sede de Ferraz. "El partido está roto", aseguró.Ni de acuerdo cómo se inició votación sobre Congreso ni de acuerdo en cómo se plantea moción de censura a SG. Aporté al Comité lo q pude— JA Pérez Tapias (@japtapias) 1 de octubre de 2016

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios