Miércoles, 22.11.2017 - 05:20 h

Fiestas de Valladolid acaban con 160.000 personas en conciertos de Plaza Mayor, más reciclaje y 238 atenciones sanitaria

Fiestas de Valladolid acaban con 160.000 personas en conciertos de Plaza Mayor, más reciclaje y 238 atenciones sanitaria

Las fiestas de Valladolid han acabado con 160.000 asistentes a los conciertos de la plaza Mayor, con un incremento del 15 por ciento del reciclaje de vidrio y papel y con 238 atenciones sanitarias y 15 desplazamientos a hospitales.

Así se ha puesto de manifiesto en el balance realizado por el Ayuntamiento, rueda de prensa en la que el alcalde, Óscar Puente, ha cifrado en cerca de 160.000 los asistentes a los conciertos de la plaza Mayor, de los que 60.000 correspondieron al primer fin de semana (John Newman y La Unión), mientras que el martes hubo un "pinchazo considerable" con Generación Canalla que "también sirve para aprender".

Junto al récord alcanzado con el concierto de Newman, tanto en este caso como en el de Máxima FM se tuvieron que cerrar los accesos a la plaza Mayor por el exceso de aforo, según el alcalde, quien también ha destacado la oferta para todo tipo de público así como la "mejora" lograda con la ubicación de los sanitarios.

Además del escenario, "indiscutiblemente mejor" que el anterior (y 5.000 euros más barato, según ha precisado el alcalde), este año se han obtenido 130.000 euros en patrocinios, con lo que se ha abierto "una vía interesante de cara al futuro" para el Consistorio, que además prevé ubicar pantallas más grandes.

A la "buena afluencia" a los conciertos de la plaza Mayor ha sumado la concejal de Cultura, Ana Redondo, los entre 300 y 400 asistentes de media a cada uno de los conciertos celebrados en barrios, enmarcada en la apuesta por la "descentralización" de la actividad a plazas y barrios.

Asimismo, durante la semana de fiestas se han registrado 238 atenciones sanitarias (61 en plaza Mayor, 169 en la feria de folclore y gastronomía y ocho en el Real de la Feria), además de 15 traslados a hospitales (seis desde plaza Mayor, ocho desde la feria de Folclore y uno desde el Real de la Feria); además, se han registrado dos intoxicaciones etílicas de menores.

En el apartado de limpieza y reciclaje, el responsable del servicio, Ambrosio Manzana, ha cifrado en 30.000 y 130.000 los kilos de vidrio y papel recogido, lo que supone un incremento de un diez y un cinco por ciento del reciclado, respectivamente, con respecto al pasado año.

En relación a la basura, la media ha estado en 200 toneladas recogidas al día y se han puesto en marcha diez equipos de lavado especial en la Feria de Día y las Casas Regionales; en términos generales, un centenar de personas ha trabajado 7.000 horas, 2.400 de ellas extra, lo que alcanza un coste de 34.000 euros.

NIVEL DE INCIDENTES "BAJÍSIMO"

El nivel de incidentes durante las fiestas ha sido "bajísimo" y se ha registrado una denuncia por agresión sexual que, según el alcalde y la jefa de la Policía, Julia González Calleja, no tiene que ver con el desarrollo de las fiestas.

Un total de 373 efectivos ha reforzado un turno durante las ferias, en las que se han realizado 51 intervenciones por violencia (cuatro de ellas son agresiones y dos por arma blanca), 69 por drogas y 66 denuncias por incumplimiento de la ordenanza de convivencia ciudadana.

Asimismo, se han llevado a cabo 138 intervenciones con objetos encontrados, siete accidentes de tráfico con atestados y 17 hurtos o robos, entre otros.

FERIAS DE DÍA Y DE GASTRONOMÍA Y HOTELES

Desde la Asociación Provincial de Hostelería, Jacobo González ha considerado "bastante positivo" el desarrollo de la Feria de Día, marcada por las altas temperaturas, lo que ha provocado "baja afluencia" al mediodía y creciente por la tarde, lo que da un resultado global de "un poquito de incremento" sobre el pasado año.

Asimismo, González ha apostado por dejar la música enlatada y optar por las actuaciones en directo, "que son las que más demanda el público", como previamente lo había apuntado el alcalde, quien abogaba por "repensar" esta cuestión.

Los dos fines de semana y el pasado jueves y viernes, en las Casas Regionales se ha "superado con creces" la afluencia de gente de ediciones anteriores, según José Luis Bellido, quien ha incidido en que la cita cierra "sin intoxicaciones alimentarias" pese a las altas temperaturas alcanzadas a mediodía, que hacían que, como en el centro de la ciudad, la gente optase por salir desde media tarde.

Bellido ha subrayado también el resultado de la segunda experiencia de los vasos retornables, que ha calificado de "tremendamente positiva": la Concejalía puso a su disposición algo más de 30.000 unidades que, aunque no se podrán devolver, sí se habían agotado tres días antes del fin de las fiestas.

Desde la Asociación de Hoteles de Valladolid, Francisco de Frutos ha cifrado en el 90 por ciento la ocupación de los dos fines de semana de fiestas (del primero ha destacado la presencia de turistas hasta de Francia y México de mano de la corrida de José Tomás) frente a la bajada de los días laborables, por lo que ha apostado por programar eventos esos días para atraer a más turistas.

A este respecto, el alcalde ha descartado vincular esas nuevas propuestas a la música y, en cambio, ha abogado por alguna "exposición fuerte" en el Museo Patio Herreriano o eventos deportivos. En lo que al deporte se refiere, también se ha referido a la "gran aceptación" de las actividades de esta naturaleza desarrolladas en Las Moreras aunque para el año que viene ha apostado por "dar la vuelta al escenario mirando el botellón".

EL "APORTE" DE LA FERIA TAURINA

Durante la comparecencia de prensa, el alcalde se ha detenido en la celebración de la Feria Taurina, con un "importante y muy interesante aporte" a la ciudad, lo que además de congratularle --"ojalá se repita"-- pone de manifiesto, en su opinión, que Valladolid tiene espacio en septiembre para un evento de estas características "importante" sin ayuda municipal.

Asimismo, se ha reconocido partidario de haber cedido a la plaza de toros el camión encargado del riego porque hubiera permitido "cerrar algunas bocas" con un tema de trascendencia menor y, además, a cambio de lo "mucho" que la Feria ha aportado a la ciudad durante una semana. "Es lo menos que podíamos hacer".

Aunque las fiestas partían "de un punto exitoso" --"eran buenas fiestas, con estándares de calidad y variedad altos"--, Puente ha incidido en el que hecho de que, al ser un equipo de gobierno nuevo, no son "esclavos de decisiones del pasado" y no partían "de un diagnóstico catastrofista".

Eso les ha llevado no a cambiar todo pero sí a mejorar lo que se podía. "Esta es la dirección adecuada, por aquí se mejora", ha añadido antes de apostar por "mejorar aún más" el nivel de conciertos y espacios.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios