Miércoles, 22.11.2017 - 10:49 h

Somalilandia pide al mundo que reconozca su independencia para consolidar la paz en la región

La autoproclamada región independiente de Somalilandia ha celebrado esta semana el 26º aniversario de la declaración por la que anunciaba su separación de Somalia pidiendo a la comunidad internacional que reconozca sus derechos como Estado soberano para apuntalar sus victorias democráticas y combatir con ayuda internacional los estragos de la sequía que amenaza con desestabilizar la situación.

Somalilandia, ex colonia británica, declaró su independencia el 18 de mayo de 1991, después de formar parte de Somalia durante 31 años. Esta declaración rompió la llamada Gran Somalia al escindirse de la otra parte del país, antiguamente colonizados por Italia.

Las autoridades somalilandesas decidieron la separación "tras décadas de sufrimiento y masacres a manos del gobierno central de Somalia", según ha denunciado esta semana el ministro de Exteriores somalilandés, Saad Ali Shire, en una columna para el portal African Arguments.

La república, en realidad considerada como una región semiautónoma, no goza del reconocimiento formal de ningún país del mundo, como tampoco de Naciones Unidas, pero mantiene buenas relaciones con varios países vecinos, en especial Etiopía y se le considera como uno de los lugares más estables, de puertas hacia adentro, del Cuerno de África.

Sin embargo, la situación de sequía que asola la región amenaza con destruir los progresos realizados. Según Save the Children, el 7 por ciento de los niños menores de cinco años están gravemente desnutridos en diferentes zonas de la región.

Los equipos móviles de salud de Save the Children en Somalilandia también han informado del dramático aumento de niños con desnutrición severa o moderada, pasando del 11 por ciento al 26 por ciento entre febrero y marzo de este año en la región que, al carecer de reconocimiento, ve limitado su acceso a la ayuda internacional y a fondos internacionales.

Además de la crisis humana, la falta de agua afecta a la estabilidad del Gobierno somalilandés. El presidente de la región, Ahmed Mohamed Silanyo, ha visto prorrogado artificialmente su mandato durante nueve meses tras declarar el aplazamiento de las elecciones por culpa de la sequía.

"La sequía está devastando nuestro ganado y matando de hambre a nuestros niños", según el ministro. "Nuestra joven población está ahora expuesta a la amenaza de la radicalización y la migración en masa. Nuestro desarrollo económico se ha visto afectado por la falta de acceso a capital internacional", ha añadido.

"Sumando todos estos factores, nos encontramos con una grave amenaza a nuestro bienestar y desarrollo social que podría tener graves consecuencias para la estabilidad del Cuerno de África", ha advertido el ministro.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios