Martes, 10.12.2019 - 22:43 h

Un chantaje y un gesto de Steinbrück salpican la campaña en Alemania

Un caso de chantaje al aspirante a la Cancillería alemana, Peer Steinbrück, así como su provocador gesto con el dedo corazón alzado, salpican la campaña de la oposición socialdemócrata y centran los comentarios de los medios a una semana de las elecciones generales.

Berlín, 14 sep.- Un caso de chantaje al aspirante a la Cancillería alemana, Peer Steinbrück, así como su provocador gesto con el dedo corazón alzado, salpican la campaña de la oposición socialdemócrata y centran los comentarios de los medios a una semana de las elecciones generales.

El autor de una carta amenazante a Steinbrück, en que se le instaba a retirar su candidatura por haber empleado ilegalmente a su mujer de la limpieza, 14 años atrás, ha sido identificado como un exmiembro de la cúpula de los Correos alemanes, afirma hoy el diario "Süddeutsche Zeitung".

El propio responsable de la carta confesó el hecho a la fiscalía de Bonn, apunta ese medio, que recupera así la historia que sacó a relucir una semana atrás el popular diario "Bild" acerca del rocambolesco asunto.

La carta anónima iba remitida a la esposa de Steinbrück, Gertrud, y al parecer su autor la escribió en un momento de indignación contra el candidato.

Inicialmente no llegó a mandar la misiva, pero luego en un descuido fue a parar al correo, apunta el rotativo muniqués.

El propio Steinbrück ha negado categóricamente haber empleado a la mujer de la limpieza ilegalmente -se trata, al parecer, de una asistenta filipina de su suegra, que les ofreció de "regalo" ese servicio para ayudarles en la mudanza de su casa-.

Al asunto, de por sí enrevesado, se une la información sobre el autor de la carta, Hermann Ude, hombre de confianza del exjefe de Correos, Klaus Zumwinkel, quien dejó el cargo por un escándalo de evasión fiscal en 2008 y entre fuertes críticas de Steinbrück, entonces ministro de Finanzas.

Las nuevas informaciones sobre el chantaje se producen en medio del revuelo levantado por el propio aspirante a la Cancillería, quien posó con el dedo alzado, con el gesto del "que les den", para el suplemento semanal de "Südeutsche Zeitung".

La fotografía acapara comentarios, tanto en las redes sociales como en la prensa, sea la seria como la popular -"Bild" le dedica hoy su portada con todo tipo de "variaciones", desde el dedo de Steinbrück convertido en garfio de pirata a un montaje con Merkel-.

Dos tercios de los ciudadanos -un 62 %- desaprueban el gesto del político, que consideran inapropiado para alguien que aspira a ocupar la cancillería alemana, según una encuesta del instituto "Forsa".

La edición digital de "Der Spiegel" dedica asimismo al asunto su espacio más destacado, donde se afirma que Steinbrück se la ha jugado con esa provocación, con un gesto de consecuencias difíciles de calibrar con el que pretendía dar su imagen más desenfadada, en esta recta final de la campaña.

Los últimos sondeos ante los comicios del 22 de septiembre de la televisión pública alemana ZDF, ayer viernes, apuntaban a una cada vez más precaria mayoría de la coalición de Angela Merkel frente a un hipotético bloque opositor integrado por socialdemócratas, verdes y la Izquierda.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING