Investidura Cataluña

Toni Comín renuncia a delegar su voto en los plenos del Parlament

La Mesa debía abordar este martes la delegación de voto de Comín, después de que varios grupos hubieran solicitado que se revocara.

Lluis Puig, Toni Comín y Meritxell Serret hacen declaraciones a la salida del Palacio de Justicia, en Bruselas
Toni Comín a la salida del Palacio de Justicia, en Bruselas / EFE

El exconseller y diputado de ERC Toni Comín ha decidido finalmente renunciar a su voto delegado, si bien mantiene su escaño en el Parlament, según informó el partido republicano, un hecho que hoy por hoy podría dejar en manos de la CUP la mayoría parlamentaria. El grupo de ERC registró a primera hora en el Parlament un escrito de Comín dirigido a la Mesa de la cámara, en el que comunica que "deja sin efecto" su delegación de voto en el diputado y presidente del grupo parlamentario republicano, Sergi Sabrià.

La semana pasada la Mesa dio de plazo una semana a ERC para que aportase la documentación necesaria para aclarar la situación legal de Comín, después de que la justicia belga levantase las medidas cautelares contra este diputado. En la comunicación aportada por el abogado de este diputado se constata que la situación jurídica de Comín ha vuelto a cambiar y que ahora dispone de libertad de movimientos para circular, sin ninguna restricción.

Esto ha dado pie a que ERC y el propio Comín hayan renunciado a la delegación de voto y así lo ha expresado el grupo republicano en la reunión de la Mesa y de la Junta de Portavoces celebrada en la cámara catalana. Ciudadanos (Cs) ha pedido que Comín no pueda volver a solicitar la delegación de voto, pero esta propuesta no ha prosperado en la reunión de la Mesa, porque podrían producirse cambios en las causas que motiven una petición de este tipo. El hecho de que en los próximos plenos Comín, que reside en Bruselas (Bélgica) tras huir de la justicia española por el proceso independentista, no pueda delegar su voto comportará que el grupo de ERC tenga un diputado menos en cada votación del pleno, y que la mayoría simple que pueden sumar JxCat y ERC (66 diputados) se ve afectada.

En la práctica, esto obligará a JxCat y ERC a depender mucho más de los votos de la CUP o de otro grupo para ganar votaciones en el pleno del Parlament, a menos de que el grupo republicano consiga convencer a Comín para que renuncie voluntariamente a su escaño, tal y como han hecho el resto de diputados de esta formación que se encuentran en prisión o en el extranjero.

El exconseller de Salud, a quien Torra ha vuelto a nombrar para ocupar el mismo puesto, firmó la petición de delegación de voto el pasado 9 de abril en Bruselas, aunque fue presentada a finales de ese mes, con la vista puesta en el pleno de investidura del nuevo president de la Generalitat.

La Mesa debía abordar este martes la delegación de voto de Comín, después de que varios grupos hubieran solicitado que se revocara. Tras la decisión de la justicia belga de no cursar la euroorden de Llarena, Comín ya no votó en el pleno del pasado viernes y seguirá como diputado.

Ahora en portada

Comentarios