Miércoles, 18.09.2019 - 23:07 h
División en el partido en Madrid

Día negro en Podemos: Errejón enfada a Iglesias y el PSOE sondeó a Carmena

Una filtración sobre una conversación entre los socialistas y a la alcaldesa y un error en el Telegram de Bescansa provocan un día de nervios.

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón.
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. / EFE

Miércoles negro para Podemos. La formación morada lleva tiempo esforzándose en pasar inadvertida, con un Pablo Iglesias semidesaparecido de los medios de comunicación, y aplicando una estrategia de contención a medio y largo plazo para no desgastarse en el corto en medio del caso Cifuentes o en una negociación presupuestaria que no pueden torpedear. Pero a mitad de semana una filtración al diario 'El País' y un error de Carolina Bescansa han provocado que los dirigentes morados hayan tenido que salir a la palestra a desmentir, en un caso, o a matizar, en el otro, sendas noticias.

La publicación de una conversación el pasado mes de diciembre entre altos dirigentes socialistas y Carmena para que la actual alcaldesa encabezara la lista del PSM en las próximas municipales provocó escenas de tensión en Cibeles. La regidora, que estaba volando en el momento de su publicación hacia Costa Rica, llegó a mostrarse favorable a la propuesta, pero puso como condición que en esa lista le acompañaran algunos concejales de Ahora Madrid como Rita Maestre o José Manuel Calvo, algo que los socialistas rechazaron. 

La reacción del consistorio ante la información del diario del Grupo Prisa fue inmediata. Marta Higueras, de la que también se habló en la conversación para que conformara la lista del PSOE, compareció este martes por la tarde ante los medios de comunicación asegurando que todo surgió en contactos informales, "tomando un café", y que no hubo propuesta concreta. Añadió que la alcaldesa todavía se está pensando si presentarse a las próximas elecciones y dejó claro que si decidiera repetir lo haría en la lista que les llevó a la alcaldía de Madrid en 2015.

De forma paralela, la diputada de Podemos Carolina Bescansa cometió un error en su canal de Telegram y publicó durante unos minutos una propuesta que le hizo su compañero Íñigo Errejón para formar ticket electoral en Madrid y, por tanto, restar poder a Pablo Iglesias y su equipo. Este hecho no gustó nada al secretario general y a su entorno de fieles, que hablaron de enfado.

Fuentes conocedoras de la negociación consultadas por EFE matizan que esta propuesta no es la oferta que Errejón ha hecho a Bescansa, a quien quería integrar en su candidatura como número dos, junto a Ramón Espinar y Lorena Ruiz-Huerta. Sin embargo, en el documento se especifica un detallado reparto de tareas entre los equipos de ambos en la candidatura madrileña, y también para las generales del 2020, en las que -según el texto- Bescansa ocuparía el número uno de la lista, y optaría a la secretaría general del partido, en manos actualmente de Pablo Iglesias.

Asimismo, respecto a la candidatura madrileña el documento señala que "no cabe la integración en esta lista del portavoz de la corriente oficialista en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, en tanto que representación más visible en Madrid de la deriva política que esta candidatura aspira a contrarrestar".

La reacción de Íñigo Errejón tras el revuelo suscitado ha sido la de negar que esté protagonizando movimientos para pelear por el poder de Podemos contra Pablo Iglesias. Incluso ha llegado a afirmar que su objetivo es seguir trabajando para que su secretario general se convierta en presidente del Gobierno en las próximas generales. Bescansa, por su parte, anunció a última hora del día que renunciaba a integrarse en el proyecto de Errejón después de todo el revuelo que suscitó lo sucedido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios