Martes, 19.11.2019 - 13:27 h
"No los tendrán si Barreiro no dimite", amenaza Cs

El enfrentamiento a cara de perro entre el PP y Cs pone más difícil aprobar los PGE

Maroto sigue la hoja de ruta de Rajoy y ataca sin piedad el oportunismo molesto de Cs mientras que este le acusa de no regenerarse en 'El Objetivo'.

Debate El Objetivo
En el debate de 'El Objetivo' todos eran hombres, como dijo Pastor.

"No tendrán presupuestos si Barreiro no dimite". Palabra de Juan Carlos Girauta, que demotró que Cs atacará al PP con la falta de regeneración en un debate que dejó pocos titulares y menos aún ideas. El chantaje parece ser la nueva política, respondió Javier Maroto con retranca. Luego fue más duro. Además, "no son los presupuestos del PP sino de España, y vosotros siempre habláis de que os preocupan los problemas de los españoles", remató. Fue un síntoma. El PP y Cs prometen un cara de perro constante.

El primer debate del año no mejorará la nota de los políticos. Los tics son los mismos que en 2017, los ataques también. Y sí, las caras también. Eran todo hombres. Ana Pastor lo destacó (aunque nadie de los partidos ni del programa lo evitó, aunque Echenique dijo que lo intentó). Sigamos.

El debate de 'El Objetivo' dejó claro que el enfrentamiento entre PP y Cs va a ser duro, muy duro, con los Presupuestos Generales del Estado en el aire y el caso Barreiro encima de la mesa.

No solo eso. Podemos seguirá pidiendo una moción de censura para echar a Rajoy olvidando su postura en 2016. El PSOE no va a dudar en hacer pinza con el PP contra Cs... porque necesita tiempo.

ERC solo es rotundo al decir que quiere acabar con el PP sin pedir nada a cambio, mientras que elPDCat hará todo lo posible para que Puigdemont sea presidente de la Generalitat para cerrar el círculo. Dice, también sin mucha fe, que cuenta para ello con ERC.

La moción de censura sobrevoló el debate, conscientes todos de que Cs no la apoyará nunca. Fue la bala con la que se atacó al PSOE.

Maroto sigue la senda marcada por Rajoy

Javier Maroto, tan sereno como sorprendentemente duro, atacó a Juan Carlos Girauta. Siguió la ruta de Rajoy y criticó su oportunismo, su afán de ponerse medallas y su bisoñez. No solo eso, resaltó que con solo 24 meses el Tribunal de Cuentas ya les había echado para atrás las cuentas.

Girauta reaccionó señalando que no era comparable la corrupción del PP con nada. Cs "siempre ha negociado a cambio de exigencias, regeneración. Pactamos 150 medidas, y seis medidas de regeneración. Estamos disgustados porque no cumple y sin la dimisión de Barreiro no habrá relación con el PP, ni presupuestos, aunque estos sean importantes". Rotundo.

Porque tanto PP como Cs dejaron claro que de estos PGE dependían la equiparación salarial de policías y guardias civiles, reducir IRPF, una semana más de paternidad... es decir, señalaban, las cosas que importan a los ciudadanos. Y aun así, los PGE están en el aire.

PDCat confía en ERC

No faltó el tema catalán para escuchar lo de siempre. Carles Campuzano, del PDCat desveló para sorpresa de todos que la situación en Cataluña no era normal... "porque hay personas inocentes en prisión. Debemos ser fieles a lo que votaron los ciudadanos. ERC nos va a acompañar para que Puigdemont sea president".

Joan Tardá dijo que estaban de su lado, "intentaremos que Puigdemont pueda ser el presidente salvaguardando a la vez la victoria en las urnas para conformar gobierno y construir la República", pero no de forma convincente.

El PSOE defendió su españolismo y Cs dejó claro que "la ganadora de las elecciones era Arrimadas y la investidura telemática algo imposible". Podemos pidió a ERC que no apoye a Puigdemont... por el caso Palau.

Todos de acuerdo en que la corrupción es... antigua

En cuanto a la corrupción, todos coincidieron. Maroto pidió "que la justicia haga su trabajo y que lo haga rápido, porque los ciudadanos están hasta el gorro de la corrupción. Ahora está la Gürtel, pero también ERE, Palau, las cuentas de Ciudadanos, si seguimos con el qué malo eres vete, nos irá mal. Todos a una en este tema", pidió.

El resto no recogió el guante, aunque todos defendieron que ellos no estaban cuando se dieron los casos. PDCat llegó a decir que "los dirigentes de ahora eran unos críos cuando lo del Palau" y pidió "presunción de inocencia hasta una sentencia firme".

Oscar Puente del PSOE exigió tomársela en serio, pero no usarla como un arma arrojadiza... aunque en cuanto pudo atacó con ella ¡a Cs!. Sí señaló que "deberían darse cuenta en el PP de que hay que asumir responsabilidades políticas, porque los que mandaban entonces mandan ahora". Poco más.

Sobre las encuestas, también lo de siempre. El PSOE cree que han pasado del 16% al 26%, Pablo Echenique no se las cree aunque las mira, y Cs asume que el resto está muy nervioso. Se vio en el debate. Todos muy nerviosos y hablando de lo de siempre. Pastor, ni moderó. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING