Lobato y González critican los despachos y Franco replica: "Lo único en despachos fue el intento de cargarse a Sánchez"

El debate ha tenido problemas técnicos y ha habido dificultad para seguirlo en streaming

Los candidatos a la Secretaría General del PSOE-M Juan Lobato y Eusebio González Jabonero han criticado este martes la política que, a su juicio, se ha estado haciendo hasta ahora desde los despachos, a lo que el tercer candidato, José Manuel Franco, ha replicado que lo único que se ha hecho en los despachos hasta ahora ha sido un "intento de cargarse al secretario general el 1 de octubre".

De esta manera, Franco, considerado el candidato 'sanchista' --el portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid fue el coordinador de su campaña en Madrid en las últimas primarias-- se ha referido a la jornada del comité federal del PSOE del 1 de octubre del año pasado, cuando Pedro Sánchez perdió el liderazgo del partido.

Los tres candidatos han participado en el único debate que ha organizado el PSOE-M en el actual proceso de primarias y cuya retransmisión en streaming para que fuera seguido por los ciudadanos y la militancia ha estado cargada de problemas técnicos, en ocasiones no había audio y se ha llegado a colar en el canal de youtube la imagen de un hombre con una pistola encañonando al espectador.

Lobato, que ya había mostrado su malestar por el formato de debate elegido para la ocasión, ha pedido disculpas --había militantes que se habían reunido en agrupaciones para seguirlo-- y se ha ofrecido a debatir en otras ocasiones, y con un modelo más dinámico, con una posición similar a la de Eusebio González, que también es partidario de haber celebrado más debates.

Este encuentro de hoy, que se ha celebrado en la sede del PSOE-M, en la calle de Buen Suceso, ha comenzado con un bloque de modelo de región, donde a pesar de que cada candidato hablaba sin posibilidad de interrupción, ha habido un primer choque entre González Jabonero y Franco.

Minutos antes Franco defendía que había que optar o por el espíritu del 39º congreso, donde salió Sánchez reelegido secretario general, o continuar con las "viejas disputas internas del partido". En este punto, ha llamado a sumar: "Somos demasiado pocos para que haya divisiones", ha dicho.

En este sentido, el exdiputado González Jabonero le ha recriminado a Franco que ya haya hablado de preferencias de candidatos para 2019, en referencia a unas declaraciones que ha hecho de que le gusta Ángel Gabilondo para la Comunidad pero que no tiene tan claro a Purificación Causapié en el Ayuntamiento, donde actualmente es portavoz.

"Parece que lo de Ángel ya está cerrado, que lo de Puri no convence y puede venir Cristina (en referencia a Narbona, presidenta del partido) y no podemos decir que es tiempo para la militancia cuando las decisiones ya las ha tomado alguien, no sabemos quién o cómo, pero ya está decidido en un despacho", ha criticado.

También le ha preguntado a Franco sobre su modelo de nación y qué piensa que es Madrid, a lo que éste ha indicado que no va a entrar en "debates estériles o "provocaciones". González Jabonero ha negado tal extremo y ha sido uno de los pocos momentos en los que los candidatos se han salido del guión establecido.

LISTAS ABIERTAS

Por su parte, Juan Lobato ha lanzado la pregunta sobre si los otros dos candidatos son partidarios de listas abiertas para que éstas no se hagan en los despachos y sí por los 15.000 militantes que tiene el partido en Madrid. "La situación de hoy es fruto de los errores", ha admitido, después de que Jabonero le recordara cómo había sido elegido hace dos años.

No ha sido la única referencia que ha hecho el exdiputado y ahora profesor a la situación vivida antes de las pasadas elecciones autonómicas, cuando el entonces candidato y secretario general Tomás Gómez, fue apartado por Sánchez y colocó a Gabilondo como candidato a la Comunidad. Quiere que esto no se vuelva a repetir y que sean los militantes quien tengan voz y la última palabra.

En eso coincide con Lobato que ha apostado por la militancia pero también por la unidad y que ha planteado su propuesta de listas abiertas porque permitiría, ha dicho, hacer listas cremallera, con más presencia de mujeres y que estas ocuparan el lugar que les corresponde. Ni Franco ni González Jabonero han mostrado su posición clara al respecto.

Franco, que ha sido el candidato que de forma más directa ha recibido las críticas de Jabonero, ha defendido que su candidatura también está basada en el valor de la militancia "sin tutelas ni padrinos" y ha dicho que quiere un partido "unido y fuerte" para que la izquierda sea capaz de derrotar al PP, el "partido más corrupto de Europa".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios