PP pide sin éxito a Carmena que derogue el cierre de Gran Vía porque "mata" el comercio

PP pide sin éxito a Carmena que derogue el cierre de Gran Vía porque "mata" el comercio

Tras leer varios titulares de prensa sobre ciudadanos y comerciantes descontentos con el cierre de la Gran Vía, Henríquez de Luna ha apuntado que la lista de "agraviados" es "interminable". "Todos estos colectivos son personas que merecen ser escuchadas, pero no lo han hecho", ha añadido el popular.

Además, Henríquez de Luna ha criticado que la medida se haya llevado a cabo con "oscurantismo y sin rigor", mediante "decretazo", ya ha preguntado por qué Plaza de España se sometió a proceso deliberativo y no así el corte al tráfico en la Gran Vía.

"CHURRAS CON MERINAS"

El portavoz adjunto del PP ha pedido a Ahora Madrid que no junte "churras con merinas" al comparar la peatonalización de Gran Vía con la de la calle Preciados o Arenal porque "no tienen nada que ver".

"Han colapsado el centro de Madrid, dejando un solo carril por sentido; han restringido el acceso para colapsar la Gran Vía; hasta las propias ambulancias han tenido dificultades", ha continuado el edil, quien ha calificado de "cutre" el corte.

"Esas vallas no tenían ningún sentido; hasta los agentes están desconcertados y sobrepasados. Nos han amargado las navidades, porque nadie ha ganado con el cierre de la Gran Vía", ha añadido.

La delegada de Movilidad y Medio Ambiente, Inés Sabanés, ha comenzado su intervención asegurando que la estrategia del PP con el cierre de Gran Vía se basa en "repetir" porque "así el mensaje se queda".

Sabanés se ha dirigido a Henríquez de Luna para recordarles que "las radiales de Madrid se van a tener que pagar con 5.000 millones de todos". "Olvidan la foto esencial, que es la del Gobierno central, autonómico y municipal vendiendo una iniciativa que va a costar 5.000 millones a pagar entre todos", ha explicado.

Respecto al argumento de los populares sobre que es "ilegal" el cierre del tráfico por el derecho a circular libremente de la Constitución, Sabanés ha pedido a la bancada popular que "si tan preocupados están por la libre circulación de las personas, pidan el cierre de los CIES".

En defensa de la medida, Sabanés ha asegurado que "las grandes ciudades del mundo apuestan por la peatonalización y los comercios aplauden el cierre", además ha recomendado al edil del PP que lea "artículos muy interesantes sobre el corte al tráfico en la Gran Vía".

Desde la bancada de Ciudadanos, Sergio Brabezo ha recriminado a Ahora Madrid que sean "pésimos" redactando decretos y protocolos, y ha calificado el corte al tráfico de Gran Vía como una "restricción de carriles" y "no una peatonalización".

En este sentido, Brabezo le ha leído a Sabanés el artículo del Decreto en el que se especifica qué vehículos podrán acceder por Gran Vía con la medida de cierre. "Lo único que han hecho es reducir carriles y tenemos colapso en Gran Vía; tiene que anular este decreto, redactar uno unánime que sume", ha pedido.

EL DÍA DE LA MARMOTA

Por su parte, el socialista José Manuel Dávila ha asegurado estar viviendo el debate sobre los cortes de Gran Vía como "el día de la marmota".

El edil socialistas ha defendido los cortes. "Había una opción que era dejar el caos circulatorio que había en Madrid en Navidades, pero entiendo que era más interesante intentar hacer algo nuevo a ver si funcionaba".

Dávila ha enumerado vías céntricas de grandes ciudades -París, Berlín, México-- que han apostado por la peatonalización. "Den un paso a la modernidad con una postura que va en discurso de hacer ciudades más habitables", ha invitado a los populares.

Sabanés ha continuado esta misma línea al asegurar que la peatonalización de Gran Vía está en consonancia con las medidas que adoptan las ciudades cercanas a la capital. "Defenderemos el interés general", ha pedido.

En el momento de votar la derogación del cierre, PP ha votado a favor; Ahora Madrid y PSOE en contra, y Ciudadanos se ha abstenido.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios