Jueves, 22.08.2019 - 07:31 h

La Gestora del PSOE estudia cómo restar poder a la militancia en unas primarias

La Gestora del PSOE estudia fórmulas para restar poder a la militancia, alineada mayoritariamente con Sánchez y el 'no' a Rajoy, en unas primarias.

Los estatutos recogen la fórmula "un militante, un voto". Una posibilidad sería abrir la votación a simpatizantes.

La gestora del PSOE anunciará la próxima semana fecha del Comité Federal

La Comisión Gestora del PSOE debate cuándo y cómo debe celebrarse el próximo proceso de primarias para elegir al nuevo secretario general y el posterior Congreso Federal que ratifique el resultado. Una de las posibilidades que se está estudiando es modificar el proceso de elección en esas futuras primarias.

La empresa no es sencilla. En primer lugar porque no existe Ejecutiva que pueda aprobar ese sistema de elección de un secretario general. Sí que podría modificarse en un Comité Federal, el máximo órgano entre congresos del partido.

Fuentes socialistas confirman a Lainformacion.com que "se está dando vueltas" a una modificación del voto en las primarias con el objetivo de restar poder a la militancia, que a día de hoy estaría mayoritariamente alineada con el sanchismo o, mejor dicho, con los partidarios del 'no' a Rajoy.

Estas fuentes hablan de varias posibilidades para modificar este sistema de elección del futuro líder:

1. Abrir la votación a simpatizantes. Sería histórico en el PSOE. Uno de los defensores del 'no' considera que sería una ventaja para Andalucía, por el "clientelismo" existente en esa comunidad con la Junta. Un integrante de la gestora considera, en cambio, que sería peligroso porque los simpatizantes inscritos también se alinearían con los críticos.

En realidad, unas primarias para elegir secretario general abiertas a simpatizantes no tendrían sentido, pues se trata de un proceso interno del PSOE. Lo lógico es que voten quienes pagan sus cuotas. Sí lo tendría, en cambio, para elegir candidato a la Presidencia del Gobierno, ya que se trata de una decisión que afecta al común de los españoles.

Hay que tener en cuanta también que el modelo de primarias abiertas a simpatizantes ya lo aplica Podemos y ha sido criticado por algunos históricos socialistas que no ven con buenos ojos este sistema para elegir a los órganos de dirección del partido.

2. Votación a través de delegados. El PSOE ya ha vivido este sistema hasta la elección de Pedro Sánchez. En 2000, en el Congreso que ganó Zapatero, se instauró un sistema en que los delegados de cada federación votaban personalmente a un candidato. 

Anteriormente, el sistema de elección consistía en que un jefe de delegación comunicaba a qué candidato apoyaban sus representados. 

En cualquier caso, recurrir a cualquiera de estas dos fórmulas a través de delegados sería una involución democrática, una vuelta al pasado, difícil de defender, cuestión que es también tenida en cuenta en el socialismo.

Fuentes del PSOE aseguran que se está comprobando el sistema de elección de líderes en otros partidos políticos europeos para conocer si existe posibilidad de adoptar un sistema diferente al actual, con menos poder a una militancia que está más escorada a la izquierda que los votantes socialistas.

Ahora en Portada 

Comentarios