El Rey expresa el orgullo del legado sefardí a representantes judíos de EEUU

El Rey ha abogado por reforzar los lazos "sociales, culturales y emocionales" de España con las comunidades sefardíes de todo el mundo y ha expresado el orgullo del legado de los judíos españoles en una audiencia con un destacado grupo de representantes de organizaciones judías de los EEUU.

Madrid, 13 feb.- El Rey ha abogado por reforzar los lazos "sociales, culturales y emocionales" de España con las comunidades sefardíes de todo el mundo y ha expresado el orgullo del legado de los judíos españoles en una audiencia con un destacado grupo de representantes de organizaciones judías de los EEUU.

"Nuestra historia se ha visto enriquecida enormemente con las contribuciones de los judíos españoles a las artes y las ciencias, al comercio y la filosofía. Estamos extremadamente orgullosos de este legado", ha manifestado don Juan Carlos en una breve alocución durante la audiencia, celebrada en el Palacio de la Zarzuela.

La reunión ha tenido lugar en el Salón Magnolias, al que el Monarca ha accedido caminando con su muleta en el brazo derecho, para recibir de pie, ante la silla elevada que utiliza en los actos oficiales, uno por uno, al medio centenar de invitados a la cita.

En primer lugar, ha saludado al embajador de Israel en España, Alon Bar, seguido del subsecretario de Asuntos Exteriores y Cooperación, Rafael Mendívil, del presidente de la Comunidad Judía de Madrid, David Hatchwell, y del presidente de la Conferencia de Presidentes de Organizaciones Judías de EEUU, Robert Sugarman.

Uno a uno, los líderes judíos estadounidenses, que dentro de su visita a España de esta semana se reunirán esta tarde con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, han saludado al Rey, muchos de ellos intercambiando impresiones con el Monarca, para después sentarse en las sillas dispuestas por Zarzuela para el acto.

Ya a puerta cerrada, han tomado la palabra Robert Sugarman, el expresidente de la Conferencia de Presidentes de Organizaciones Judías de EEUU, Richard Stone, y el vicepresidente ejecutivo de esta misma entidad, Malcolm Hoenlein, para clausurar el Rey con un discurso.

Don Juan Carlos ha agradecido que los representantes judíos de los EEUU hayan decidido visitar España dentro de su viaje anual a Israel y les ha invitado a disfrutar de la "herencia cultural judía", especialmente en Toledo, ciudad en la que van a conocer, ha remarcado, "nuestra herencia judía desde la época de Roma hasta la 'edad de oro' de la cultura judía en España".

El jefe del Estado les ha explicado que España está haciendo esfuerzos para consolidar sus vínculos con los sefardíes de todo el mundo, algo que promueve el centro Sefarad-Israel a través de su plataforma "Erensya".

"Recuerden que las puertas de España están abiertas a ustedes ahora y siempre", ha concluido don Juan Carlos.

La presencia de los presidentes de organizaciones judías de los EEUU tiene lugar cuando el Gobierno acaba de aprobar una modificación normativa para conceder la nacionalidad española a todos los sefardíes que acrediten esta condición.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, con quien se reunieron ayer, destacó al presentar la reforma que pretende reparar "uno de los errores históricos más importantes", esto es, la expulsión de los judíos en 1942 acordada por los Reyes Católicos.

Tras la entrada en vigor de esta reforma del Código Civil, los judíos descendientes de aquellos expulsados -llamados sefarditas o sefardíes- que soliciten ser reconocidos como españoles podrán conservar su nacionalidad de origen.

Con la audiencia celebrada hoy en Zarzuela el jefe del Estado concluye su actividad oficial pública de la semana, en la que ha visitado Lisboa para intervenir en el IX Encuentro COTEC-Europa, en su primer viaje al extranjero tras su operación de cadera del pasado mes de noviembre.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios