Lunes, 20.11.2017 - 08:42 h

La moción de censura de Podemos no es contra Rajoy... es contra el PSOE

Miembros de Podemos y el PSOE reconocen que la moción de censura que ha presentado Unidos Podemos en el Congreso está más dirigida a influir y comprometer al PSOE que a desgastar al PP.

Pablo Iglesias y un dirigente de su formación subirán a la tribuna sin limitación de tiempo para defender su programa de Gobierno. Rajoy no puede disolver las Cortes hasta que se vote la moción.

Iglesias pide que publicar afirmaciones como "maderos a la guillotina, ETA mátalos" no sea delito

La moción de censura de Unidos Podemos busca echar a Rajoy del Gobierno pero, de forma paralela, la coalición ha estudiado a conciencia el momento de presentarla para inmiscuirse, aunque no lo reconozcan en público, en el proceso de primarias del PSOE.  En privado, tanto los miembros de Podemos como los del PSOE dejan claro que el desgaste de la moción va dirigida al PSOE, toda vez que Rajoy sabe que no va a llegar a buen puerto.

El día elegido no es casual: la jornada previa a una manifestación en Madrid y a dos de la votación de la que saldrá el futuro Secretario General socialista. Estas son las claves de una moción en la que el Congreso exigirá la responsabilidad política del Gobierno del PP.Un momento clave para el PSOE

La moción de censura se presenta en un momento clave para el PSOE, el partido al que Podemos buscó 'sorpassar' el 26J y no lo consiguió. Las primarias de los socialistas de este domingo se celebrarán, por tanto, con el ruido de esta decisión de su principal enemigo por el voto de izquierdas. La moción se debatirá, además, con el nuevo líder del partido instalándose en Ferraz y formando su equipo. El objetivo de los de Pablo Iglesias es, en definitiva poner al futuro PSOE en el brete de mantener, o no, al "Gobierno corrupto de Rajoy". "Podríamos concluir que si se presenta una moción de censura contra el PP y el PSOE no la apoya estarían sosteniéndoles", afirman desde Podemos. Y ese es el mensaje a lanzar constantemente en los medios: somos la verdadera izquierda, somos la verdadera oposición. Desde el PSOE son conscientes de ello y contraatacarán hablando de política circo sin objetivos ni logros concretos.¿Y si gana Sánchez? ¿Y si gana Díaz?

En Podemos tienen claro (no son ingenuos) que el futuro secretario general del PSOE no apoyará a priori una moción de censura planteada por la tercera fuerza de la Cámara. No obstante, no es lo mismo que en las primarias gane Pedro Sánchez a que lo haga Susana Díaz. En la formación morada creen que hay más posibilidades de entendimiento con el madrileño y es ahí donde quieren incidir si resultad vencedor. Iglesias y su equipo sabe que los votantes de Sánchez son antiPP y que están deseando explotar ese "no es no" a Rajoy del que ha hecho bandera hasta el final. Tendrá difícil defender que mantiene al Gobierno actual. 

Si las primarias las gana Susana Díaz, el panorama es aún más oscuro ya que la andaluza no quiere nada con ellos. Así lo explica Miguel Ángel Vázquez, portavoz de la Junta: "En las elecciones repetidas de junio, el electorado castigó a Podemos con la pérdida de un millón de votos. Con este enjuague sin sentido de la moción de censura no van a tapar su error histórico [de no apoyar al PSOE tras el 20D] ni difuminar el enorme ego y la soberbia que caracterizan a su líder".Pablo Iglesias, protagonista

Pablo Iglesias será el centro de atención en el Congreso durante el debate y votación de la moción de censura. "El protagonismo que tendrán será exagerado", apuntan desde el PSOE. En efecto, el reglamento del Congreso establece en su artículo 177 que "el debate se iniciará por la defensa de la moción de censura que, sin limitación de tiempo, efectúe uno de los diputados firmantes de la misma. A continuación, y también sin limitación de tiempo, podrá intervenir el candidato propuesto en la moción para la Presidencia del Gobierno". Podrá estar allí lo que considere oportuno, llevándose todos los focos en una sesión que no se celebrará la próxima semana, ya que los Presupuestos tienen prioridad y serán debatidos esos días. Un detalle: hasta que no se vote la moción Rajoy no puede disolver las Cortes.

Nuevo vocabulario de Podemos

Con motivo de la moción de censura Podemos va a articular un nuevo vocabulario. Términos como "saqueo", "parásitos de las instituciones", "secuestro" de las mismas, "partido dopado" en referencia al PP, "pobredumbre" del país, "la oligarquía" se incorporarán a los discursos y argumentarios de la formación morada más allá de "la trama mafiosa". Pablo incidirá constantemente en estos temas para llevar la bandera de la legitimidad y la lucha contra la corrupción.Los números dan... o no

Dice Podemos que "los números dan". Quieren así apretar a los socialistas e insistir en el relato de que sus votantes no les pusieron ahí para sostener al Gobierno del PP. Pero el Ejecutivo de Rajoy tiene tejida una red de apoyos que hace complicado pensar que vayan a ser desalojados del poder. Por ejemplo, cuentan con Ciudadanos, con quien tienen un acuerdo concreto, y con el PNV, quien ha sabido aprovechar la debilidad del Gobierno. También cuentan con Coalición Canaria, lo que suma 175 diputados. Para sacar adelante la moción haría falta que Podemos sumara 176 votos favorables a un único candidato. Podemos sabe que no tiene votos, pero sigue con su estrategia.¿Y el programa de Gobierno?

La Constitución recoge en su artículo 177 que el candidato propuesto debe "exponer el programa político del Gobierno que pretende formar". De momento Pablo Iglesias no ha dado a conocer ese programa, lo que ha generado algún problema con sus potenciales aliados. Por ejemplo, en Compromís se preguntan cuál es el objetivo de Iglesias: ¿formar un Gobierno que cambie una serie de leyes urgentes, como la Electoral? ¿Gobernar cuatro años? Pablo habló de candidatos independientes, pero al final, como siempre, ha sido él el protagonista. Ahí puede haber una pista de su propósito.Guiño a Cataluña

De momento Unidos Podemos no ha sido contundente respecto a la celebración de un referéndum de independencia en Cataluña como el que plantea la Generalitat. Sin embargo, ese viernes la coalición ha querido lanzar un guiño a ERC y al PDeCAT. Para En Comù Podem la celebración de una consulta es una prioridad. Ha hablado de "degradación democrática" por la actitud del Gobierno central de impedirlo y han pedido "diálogo y negociación" para que los catalanes puedan ejercer su derecho a decidir.Tranquilidad en el Gobierno

En Moncloa hay tranquilidad con la moción de censura de Podemos. Así lo expresa un cargo del Gobierno: "Para que salga adelante tienen que votar 176 diputados a un único candidato. ¿Lo ves posible?", plantea. Rajoy y su equipo están tranquilos ante una maniobra de Pablo Iglesias que definen como "fuegos de artificio". Transmiten que el Ejecutivo no se va a distraer de los verdaderamente importante que es seguir creciendo y creando empleo.Los dos precedentes

En la historia democrática española ha habido dos mociones de censura. La primera en 1980 presentada por el PSOE contra Adolfo Suárez y con Felipe González como candidato. Los socialistas la perdieron pero ese día el país comenzó a ver al sevillano como un estadista. Dos años después arrasó en las generales. La segunda la presentó en 1987 Alianza Popular contra el Gobierno socialista. Antonio Hernández Mancha fue el candidato. La perdió y ese día fue el principio del fin de la carrera del político conservador.

Ahora en portada

Comentarios