Domingo, 18.08.2019 - 03:37 h

Los 'nombrados a dedo' de los enchufes políticos: ¿quiénes son, cuánto ganan y qué hacen?

El Gobierno no actualiza la lista de eventuales, sus identidades y sus sueldos desde hace tres años, aún a instancias de la Ley de Transparencia.

Casos como el de asesores de máxima confianza del ex ministro de Educación José Ignacio Wert, que han sido trasladados a la Embajada de España en Japón, se desconocen.

Soria, Wert y algunos de sus asesores, detrás suyo, en un acto en la Comunidad de Madrid.

Asesores nombrados a dedo, eventuales cuyos sueldos públicos representan un interrogante para la sociedad, cargos 'de confianza' que continúan en sus puestos o han sido derivados a empleos privilegiados en embajadas u organismos internacionales tras el 'cese' de sus jefes... En España abundan los cargos de personas que siguen cobrando salarios del erario público, pero la inmensa mayoría de los habitantes no pueden saber cuánto ganan, quiénes son y qué hacen específicamente.

El Ejecutivo de Rajoy vuelve a negar información vital, aún a instancias de la Ley de Transparencia. Desde 2013 que no publica ni informa públicamente datos claves sobre el número de contratados a dedo que asesoran a los distintos ministerios de su Gobierno. Tampoco a personas que trabajaron directamente para ministros que ya se han apartado del Ejecutivo, pero que han logrado 'reubicar' a su personal de confianza en puestos públicos.

Hay que remontarse tres años atrás para conocer la información de los asesores. El Gobierno gastó ese año más de 8,3 millones de euros en asesores políticos en el ejercicio 2013. Concretamente, 8.303.859 euros para cubrir los sueldos de 151 asesores, según consta en el Portal de Transparencia.

Colaboradores de Rajoy cobraron ese año una media de 55.000 euros brutos anuales cada uno. Cada una de esas persona "ocupan o han ocupado un puesto de asesor con carácter eventual, no funcionarios, y desempeñan esta función de asesoramiento o asistencia, desde el comienzo de esta Legislatura", detallaba el mencionado portal.

Pero, ¿qué ha ocurrido después? La última información pública disponible al respecto señalaba que, en plena crisis, las retribuciones de este segmento de trabajadores públicos aumentaron un 18% en un año. Muchos de los asesores, entonces, protestaron de manera airada por el hecho de que se conozcan sus sueldos y, más que nada, sus identidades

En la actualidad, el Ejecutivo solo se limita (a través del Ministerio de la Presidencia) a contestar peticiones individuales de información amparadas en la Ley de Transparencia remitiendo a la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la Administración. Se trata de un listado sin nombres ni retribuciones concretas. Según el diario El País, esta herramienta lleva más de seis meses sin actualizar.

Lo que resulta más llamativo no es solo que no se conozca la retribución específica de colaboradores o asesores de los diversos ministerios que están en activo dentro del conglomerado del Poder Ejecutivo. Tampoco nada se sabe de los ex asesores de ministros que han sido derivados a otros entes públicos (pero que siguen cobrando sueldos del Estado, obviamente).Aserores de Wert como agregados culturales en la Embajada de España en Japón

Aquí va uno de los ejemplos: el ex ministro de Educación José Ignacio Wert, quien hoy trabaja en la OCDE y gana 10.000 euros al mes (y al que el Gobierno le paga 775.000 euros por el mantenimiento del jardín de su mansión en París) contaba en 2013 con un muy nutrido grupo de asesores.

A lainformacion.com le consta que a uno de sus más estrechos y cercanos asesores de confianza lo han traslado en enero pasado como agregado cultural a la Embajada de España en Tokio, Japón. El asesor, con un sólido curriculum, hizo las maletas y se ha instalado con su familia en la capital de la potencia asiática. Todos los gastos de alojamiento, colegios para los hijos, y traslados lo pagan los españoles, además de su sueldo. Pero la ciudadanía en general desconoce quién es, cuál es su función, sueldo y fecha concreta de designación, porque el portal de transparencia no lo recoge.

Este es apenas un caso, ¿pero cuántos ex colaboradores de ministros ya retirados del Ejecutivo han sido designados a otros destinos, dentro de la estructura pública, como el caso antes detallado? ¿Cuántos casos mas habría de este tipo? La ONG Access Info, ha denunciado en más de una ocasión que el Gobierno muestra una clara “falta de voluntad política. Parece que el objetivo de la ley ha sido proporcionar el mínimo grado de transparencia posible para ofrecer un lavado de imagen sirviéndose de la transparencia pero no por convencimiento", sostienen sus responsables en su página web.

Otro interrogante se abre, por ejemplo, tras el alejamiento de José Manuel Soria como ministro de Industria. En 2013, Soria era quien contaba (después de Mariano Rajoy) con el equipo asesor más nutrido de todos los ministerios. Concretamente tenía 16 colaboradores de máxima confianza que ese año se embolsaron en total 786.459 euros.

Entre los ministerios con mayor cantidad de asesores figuraban después Economía (con un gasto de 672.978 euros en asesores); Hacienda y Vicepresidencia (650.711 euros y 626.364 euros, respectivamente; y en el segmento de 600.000 a 500.000 euros aparecían, en este orden, Sanidad, Defensa, Interior y Educación. En el tramo de 500.000-400.000, finalmente, se colocaron Agricultura y Exteriores. Y, finalmente, por debajo de 400.000, Empleo, Fomento y Justicia.

La versión del Gobierno contiene verdades a medias: "La información que se da no vulnera ninguna legislación y es la ya elaborada. A través de ella se tiene conocimiento de los puestos ocupados y de los puestos vacantes, si están provistos por eventuales o personal funcionario, su escala profesional y su nivel retributivo, omitiéndose solo la identidad, que la administración debe proteger y carece de interés público", sostiene por ahora el Gobierno. Pero el rompecabezas, de manera indudable, permanece incompleto.

Otras administraciones regionales y locales sí que se diferencian y ofrecen una "transparencia real" en sus datos. Por ejemplo, la Comunidad de Madrid, que en su página web ofrece desde hace 4 meses los nombres y sueldos brutos anuales de sus asesores. Tiene 142 que cuestan a los madrileños alrededor de 7,5 millones de euros al año.

La Generalitat de Catalunya también mantiene un listado actualizado mes a mes de sus altos cargos y asesores, con mención incluso a la fecha en la que empezaron a trabajar. Y el Ayuntamiento de Madrid publica además información sobre sus cargos 'a dedo': son 134 asesores que cuestan casi 8,8 millones de euros. Para dar más transparencia a la tradicionalmente opaca figura del asesor, incluye los currículos, de forma que cualquiera pueda comprobar qué formación y experiencia tienen para desempeñar sus funciones.

Ahora en Portada 

Comentarios