Gobierno y PSOE despliegan contactos con medios extranjeros para contrarrestar la "propaganda" independentista

Dastis, Méndez de Vigo y Dolors Montserrat se han visto con prensa internacional y también Iceta tuvo un encuentro similar en Ferraz

Gobierno y PSOE despliegan contactos con medios extranjeros para contrarrestar la "propaganda" independentista

El Gobierno y el PSOE han intensificado estos últimos días su labor explicativa para dejar claro que el 1 de octubre no habrá referéndum en Cataluña, aunque dan por sentado que los independentistas harán una votación "simulada" en las plazas y calles, sin ningún tipo de garantías.

En el caso del Ejecutivo, estos contactos se abrieron hace varias semanas y buscan contrarrestar la "propaganda" independentista del presidente catalán, Carles Puigdemont, que ha multiplicado su presencia pública para acusar a Mariano Rajoy de aplicar en Cataluña un "Estado de excepción encubierto", según fuentes gubernamentales.

A seis días para el anunciado referéndum del 1 de octubre, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, ha mantenido este mismo lunes un briefing con medios internacionales, han señalado a Europa Press fuentes de su Departamento, que ha organizado ya otros dos encuentros similares.

Otros ministros y secretarios de Estado han celebrado también reuniones con prensa internacional. Así, el portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, se vió el pasado lunes en Bruselas con una quincena de corresponsales.

También la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, está siendo activa en sus contactos con periodistas de otros países. Hace unos 10 días organizó un encuentro en Madrid y prevé hacer lo propio esta semana si su agenda ministerial se lo permite.

EL PSOE Y LA BÚSQUEDA DE UNA SOLUCIÓN POLÍTICA

De la misma manera, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, convocó a la prensa internacional el pasado jueves en la sede de los socialistas en Madrid, situada en la calle Ferraz, para poner en valor la "solución política" que plantea el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

Aunque los socialistas han expresado su apoyo al Gobierno para que defienda la ley ante órdago de Puigdemont, quieren dejar claro que "sin diálogo no hay solución a las cuestión catalana porque es "un problema político que necesita de la política".

ANTE LA "DESOBEDIENCIA" DE PUIGDEMONT

Desde el Gobierno señalan que el objetivo de estos contactos es dejar claro que el referéndum no se va a celebrar y no tiene "base legal", máxime cuando ha sido suspendido por el Tribunal Constitucional. Además, se intenta responder a las dudas que se suscitan en otros países ante la campaña de "intoxicación" impulsada por el Gobierno catalán.

En esos encuentros, el Ejecutivo está relatando de primera mano los pasos que está dando ante la "desobediencia" en la que se ha instalado Puigdemont, subrayando que tiene la obligación de cumplir y hacer cumplir la ley, así como velar por los derechos de todos los ciudadanos, han indicado a Europa Press fuentes de Moncloa.

En el Gobierno sostienen que los independentistas no cuentan ni siquiera con material electoral para llevar a cabo una votación con garantías legales, ya que no tienen ni papeletas --se han incautado más de 10 millones--, ni censo legal ni urnas.

DECLARACIÓN UNILATERAL DE INDEPENDENCIA

Y ante una hipotética declaración unilateral de independencia después del 1 de octubre, fuentes del Ejecutivo señalan que en ese escenario hay "muchos instrumentos" del Estado de Derecho para actuar, al tiempo que anticipan que no tendrá ningún reconocimiento ni legitimidad internacional.

"Provocarían una cascada de declaraciones internacionales de otros países diciendo que no se reconoce a una Cataluña independiente", dicen en el Gobierno, que creen que ni siquiera Venezuela o Corea del Norte lo reconocerían.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios