Lunes, 15.10.2018 - 19:49 h
A la espera de la decisión sobre el chalet de Iglesias

¿Dónde viven los otros miembros de Podemos? La mayoría opta por el alquiler

De Monedero a Errejón, pasando por Carolina Bescansa... La disparidad en la lista de propiedades de los líderes del partido morado.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz parlamentaria, Irene Montero, durante su comparecencia hoy en rueda de prensa, en la que han anunciado que someterán sus cargos a la decisión de los inscritos de Podemos, tras la polémica sus
Pablo Iglesias e Irene Montero comparecen para explicar la compra de su casa. / EFE

José María González ‘Kichi’, el alcalde de Cádiz, no ha tardado en reivindicar en los medios su piso de currante en el barrio gaditano de La Viña en el que vive y cría a sus hijos junto a Teresa Rodríguez, la coordinadora de Podemos en Andalucía y su pareja actual. De familia obrera, puede decirse que su universo, desde que nació, lo ha vivido en las calles del barrio más castizo de la ciudad. Allí vivió con su primera mujer y posee la mitad de un piso valorado en 112.000 euros. Cuando su relación con Rodríguez se afianzó, la pareja se trasladó a vivir a un piso de alquiler de unos 70 metros cuadrados en la misma zona. La coordinadora de la formación morada en Andalucía y diputada autonómica posee el 41% de una vivienda recibida en herencia en Cádiz cuyo valor es de 39.751,97 euros, según la declaración de bienes que consta en la web del partido político. Sin embargo, ella misma destaca en el perfil de su cuenta de Twitter que reside en el mismo barrio que el edil.

En cambio, ni el alcalde ni su equipo de gobierno han publicitado sus bienes en el portal de Transparencia que inauguraron en 2015. Dentro de la web hay un apartado llamado ‘paredes de cristal’, en el que no se puede acceder a las declaraciones de bienes y patrimonio de sus miembros. El alcalde y los concejales sí lo hicieron cuando llegaron al gobierno. Entonces, reconoció tener media vivienda en propiedad, 718,61 euros en su cuenta corriente y un Citroen Xantia.

El Congreso de los Diputados también refleja el patrimonio de los compañeros de escaño del líder de Podemos, Pablo Iglesias, que ya ha presentado los documentos pertinentes para reflejar su nuevo inmueble de Galapagar, adquirido junto a Irene Montero, bajo el concepto de vivienda familiar. De todos es conocido que Iglesias y Carolina Bescansa eran casi hermanos de sangre cuando la formación morada logró un hueco en el panorama político nacional. Su firma es una de las que se lee en el acta fundacional de la formación y la diputada llegó a sentarse a la izquierda de iglesias y de Íñigo Errejón e, incluso, hubo un tiempo no muy lejano en el que hizo de equilibrista entre ellos.

Sin embargo, Bescansa está destinada desde junio de 2016 a la retaguardia de la formación y aquella amistad ha pasado a rivalidad política. Ahora, con la mudanza del ‘padre’ a la zona noroeste de Madrid, se acerca, de nuevo, a la diputada que vive alquilada en Galapagar, en una casa de menores dimensiones que la de Iglesias y Montero. Además, según su declaración de bienes, asegura ser la propietaria de un piso de 65 metros cuadrados adquirido en 2006, valorado en 49.000 euros y situado en el multicultural barrio de Lavapiés, según ha podido comprobar este medio en el catastro. En los inicios del partido fueron muchas, y largas, las tertulias que los dirigentes tuvieron en un bar cercano para dibujar las líneas de lo que sería Podemos. Por esta propiedad, paga una hipoteca de 180.000 euros concedida por la entidad Abanca en la misma fecha de la compra del inmueble y de la que, a fecha de junio de 2016, le resta pagar la suma aproximada de 137.000 euros.

La mayoría, de alquiler

De Bescansa dicen que fue la idea de presentar el programa electoral del partido morado inspirándose en el catálogo de Ikea y mostrándonos sus casas reales. En aquel folleto veíamos a Íñigo Errejón leyendo plácidamente en un sofá. El ahora candidato a la Comunidad de Madrid, también fuera ya del círculo de confianza de Iglesias, ha optado por el alquiler. No tiene ninguna propiedad a su nombre, pero disfruta de la tranquilidad del Madrid de los Austrias, un barrio que eligió por su proximidad con el Congreso de los Diputados, y por el que paga la cantidad aproximada de 800 euros mensuales.

Tampoco tiene propiedades a su nombre Ione Belarra, portavoz adjunta de la formación política en la Cámara Baja y mano derecha de Irene Montero. En esta misma situación está Rafael Mayoral, que vive en un piso de alquiler de unos 65 metros cuadrados. Los principales espadas de la formación en el Ayuntamiento de Madrid también parecen preferir esta opción. Ramón Espinar, que vive de alquiler al igual que la portavoz Rita Maestre, criada en el barrio de las Ventas y con residencia habitual en un apartamento en la céntrica zona de Ópera, muy cerca de su trabajo.

Otras ‘nuevas’ viviendas

El que sí compró casa paralelamente a su llegada a las instituciones fue Juan Manuel del Olmo Ibáñez. Nacido en Soria, diputado por Valladolid y residente en la capital desde los 18, en su declaración de bienes se registra la adquisición de un piso en diciembre de 2015 en Madrid por un valor catastral de 96.430, 98 euros y una hipoteca en las mismas fechas por 93.000 euros, además de un préstamo familiar, sin intereses, por 28.000.

En noviembre de 2016 adquirió una vivienda en la localidad gaditana de San Fernando el diputado por Cádiz y ex guardia civil Juan Antonio Delgado Ramos. También poseía otra propiedad, un apartamento de 60 metros cuadrados en pleno dominio desde 1999 en Chiclana de la Frontera. Para dicha adquisición, no necesitó ampliar la hipoteca que ya tenía suscrita en la Caixa desde 2002 por 66.296,26 euros a fecha de 2016, momento en el que recoge su declaración en la web de Podemos. Sin embargo, esta segunda propiedad no consta declarada en la declaración de bienes publicada en el portal del Congreso de los Diputados.

Uno de los que tienen más patrimonio atesora es Juan Carlos Monedero, clave en la aparición y nacimiento de Podemos por su condición de ideólogo e impulsor del proyecto. Aparece como titular de dos viviendas, una en Madrid, adquirida en 2012 y con un valor de 152.659 euros, y otra pequeña propiedad en Segovia, tasada en 3.586 euros y comprada en 1988. El dirigente también declara un crédito por un importe de 412.160 euros correspondiente a facturas impagadas de su empresa Caja de Resistencia Motiva2 y no por los inmuebles. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios