Granada Abierta pide pasar la festividad local de la Toma al Día de Mariana Pineda


GRANADA|

La plataforma Granada Abierta ha hecho entrega este miércoles en el Ayuntamiento de Granada al equipo de gobierno, del PSOE, una carta en la que le solicita que la festividad local del 2 de enero, día de la Toma de Granada, que en 2017 "queda vacante por motivos de calendario" se traslade al 26 de mayo, Día de Mariana Pineda, "símbolo de igualdad y libertad".

En la misiva, la plataforma Granada Abierta ha calificado la celebración de la Toma de Granada como "una efemérides marcada por la intolerancia" que "se ha convertido en una fiesta anacrónica, sectaria y excluyente, por lo que su celebración es impropia de una sociedad democrática como la nuestra".

A ello añade la plataforma que la Toma "tiene un preocupante efecto-llamada para grupos extremistas que provocan enfrentamientos, suponen un riesgo para la convivencia democrática y dañan la imagen de la ciudad".

"Una fiesta que necesita hacer un amplio despliegue policial para evitar enfrentamientos, no puede llamarse fiesta", ha destacado para recordar a continuación que el anterior alcalde socialista, José Moratalla, reflexionó sobre la "deriva extremista" del día de la Toma y decidió dar los primeros pasos para transformar esta efemérides en "una jornada de diálogo intercultural".

Con este objetivo, en el año 2000, el alcalde Moratalla accedió a la lectura pública de un manifiesto por la tolerancia desde el balcón del Ayuntamiento en 2 de enero "como gesto de concordia y reconciliación para comenzar el año".

"Somos conscientes de las presiones que ejercen los sectores tradicionalistas y ultraconservadores de la ciudad para mantener una fiesta como el Día la Toma, a pesar de ser insostenible en democracia", ha explicado Granada Abierta cuyos integrantes creen, sin embargo, que "un gobierno municipal tiene la responsabilidad de favorecer la convivencia en una efemérides tan polémica como ésta".

Por todo ello, la plataforma solicita al equipo de gobierno que proceda a "dar los pasos necesarios para cambiar la actual celebración del Día de la Toma, con la que no nos sentimos representados, por un acto integrador y laico, en el que nadie se sienta agraviado ni excluido, como corresponde a un gobierno municipal progresista que apuesta por la concordia entre granadinos".

En declaraciones a los periodistas, el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, ha contextualizado el encuentro con la plataforma Granada Abierta, este miércoles en el Ayuntamiento, en que "este nuevo tiempo lo estamos abordando desde el diálogo y el consenso".

Según ha explicado Cuenca, "nosotros no vamos a romper ninguna tradición en Granada pero sí queremos escuchar a todo el mundo sobre su parecer, su opinión y, evidentemente, buscar el máximo consenso posible" y, sobre esa base "también tomaremos decisiones".