Draghi pide más reformas estructurales como las realizadas en España


lainformacion.com|
  • El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha participado en una conferencia en Madrid con motivo de los cien años de la 'Deusto Business School'.

  • Draghi ha defendido las reformas estructurales españolas como la realizada en el mercado laboral, aunque sean impopulares.

Mario Draghi junto a Mariano Rajoy en la conferencia de hoy.

Mario Draghi junto a Mariano Rajoy en la conferencia de hoy.

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), ha estado presente hoy en Madrid para participar en la conferencia sobre el futuro de Europa realizada con motivo del centenario de la 'Deusto Business School'. Draghi ha reclamado a los gobiernos europeos que realicen reformas estructurales como las acometidas en España, aunque no sean vistas con buenos ojos por la ciudadanía.

"Las reformas del mercado de trabajo en España a mediados de 2012 son un ejemplo de una reforma estructural que ha tenido éxito en el desbloqueo del mercado de trabajo", aseguró el banquero italiano. Aunque señaló que la tasa de paro seguía siendo "muy alta". Asimismo, ha señalado al desempleo, al envejecimiento de la población y a la baja productividad de la eurozona como principales obstáculos del proyecto común.

También hubo piropos para la reforma bancaria española. "Las medidas tomadas aquí en España para reducir los efectos legados de la crisis bancaria ayudarán a revitalizar el flujo de nuevos créditos hacia empresas rentables y en crecimiento", aseguró. Medidas que no se llevaron a cabo en países vecinos como Portugal o Italia

Más inversión y eficiencia para aumentar la productividad

"Las tasas de productividad actuales no son suficientes", ha recalcado Draghi, que alertó del riesgo de estancamiento económico si no se toman medidas eficientes. Si en 1995 la productividad crecía al 2%, a la misma velocidad que el resto de economías consolidadas, ahora está fijada en por debajo del 0,5%. Lejos de las economías emergentes. 

Culpó a la "falta de difusión tecnológica" como causa de esa baja productividad. Que algunas empresas o países no incorporen los últimos avances se debe a la falta de presiones competitivas. Lo que solucionaría gracias al mercado único y a la eliminación de las barreras existentes. En esa línea, subrayó que "reducir la tasa de desempleo estructural sería suficiente para compensar el peso del cambio demográfico".

Rajoy saluda a Mario Draghi Rajoy saluda a Mario Draghi

Rajoy saluda a Mario Draghi

Por lo que Draghi ha mantenido un discurso ortodoxo en esos aspectos. Pero ha defendido sus atípicas políticas monetarias, aseverando que "está proporcionando apoyo y espacio para que los gobiernos lleven a cabo las reformas estructurales necesarias". Ha negado que la inyección de dinero que realiza el BCE desincentive la iniciativa empresarial.

El italiano dedicó parte de su discurso a proponer las medidas para solventar esas taras. Reclamó más inversión y ser más eficientes. Concluyó su intervención pidiendo a los gobiernos europeos más flexibilidad fiscal, ya que con la política monetaria no es suficiente. Defendió que los tipos de interés al cero sirven para colocar la inflación en el anhelado 2% y evitan el estancamiento económico.

Rajoy pide no acabar con las reformas que sacó su partido adelante

El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también ha estado presente en el acto y ha apostillado las palabras del italiano. Además ha agradecido al presidente del BCE por su labor al frente de la entidad. "Sin embargo, el euro todavía tiene importantes retos" ha afirmado Rajoy. "Debemos mantener la política de consolidación fiscal y controlar el déficit público", dijo el presidente, que confesó que dentro de "pocas fechas" expondrá el techo de gasto.

En la línea de Draghi, ha pedido seguir con las reformas estructurales y no derogar las medidas que aprobó en la anterior legislatura. Su ejecutivo, en minoría parlamentaria, podría ver como la oposición intenta tumbar esas medidas durante los próximos meses. Por último, Rajoy ha recalcado la necesidad de hacer "una Europa más integrada, más fuerte, más competitiva y capaz de generar crecimiento".