La CUP pone contra las cuerdas a los Mossos al decir que dependen del Govern


  • Anima a los altos cargos del Govern a no ir a declarar, a no presentarse voluntariamente ante una citación y no asistir a un cuartel a ser interrogado. 

  • No se muestran sorprendidos por la reacción del Estado porque este tiene que dar un paso adelante y un salto cualitativo. "No se podían quedar sólo en el Parlament y el Govern". 

La CUP pone contra las cuertas a los Mossos al decir que solo dependen del Govern

La CUP pone contra las cuertas a los Mossos al decir que solo dependen del Govern

La diputada de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel, ha avisado a la Generalitat de que es responsable última de los Mossos, después de que la Fiscalía haya previsto que sea una de las policías judiciales ante el referéndum del 1 de octubre: "El Govern tiene la responsabilidad exclusiva sobre el cuerpo de Mossos".Gabriel ha dicho que era "previsible" la petición de Fiscalía, como la decisión de Gobierno central de recurrir la Ley del Referéndum al Tribunal Constitucional (TC), que suspendió la norma.

Tampoco se sorprende con la carta enviada a los altos cargos de la Generalitat --incluido el Mayor de los Mossos-- y a los alcaldes catalanes advirtiendo de que deben impedir el referéndum del 1-O."Estaba clarísimo que, con la aprobación de estas leyes, el TC y el Estado tenían que dar un paso adelante y un salto cualitativo en la advertencia. No se podían quedar sólo en el Parlament y el Govern. Tienen que comenzar a capitarizar la vía represiva", ha razonado.

Le interesa leer: El Ayuntamiento de Barcelona paraliza la cesión de locales para el referéndum

Por eso, la 'cupaire' ha llamado a los cargos electos a ser ejemplares y ejemplificadores de cara a la gente para proyectar la determinación con la que defenderán el referéndum "contra las imposiciones del Estado".

Eso incluye todo lo que tenga ver con acatar prohibiciones y por tanto "si es necesario simbolizarlo no yendo a declarar, no presentándose voluntariamente ante una citación y no asistiendo a un cuartel a ser interrogado en base a no sé qué proceso judicial" se debe hacer, como ya hicieron la alcaldesa de Berga, Montse Venturós, el concejal de Vic, Joan Coma, ambos de la CUP.

Considera necesario simbolizar que la acción del Estado no les "echará para atrás" para sostener la determinación de realizar el referéndum y conseguir acumular fuerzas porque cree que es la única forma de garantizar el voto el 1 de octubre.

Hay que asumir ser detenido

Preguntada por si los cargos deben asumir también detención ha respondido: "Sí, sí. Porque al final es un precio que a nadie le gusta tener que pagarlo y no es deseable para nadie que se encuentre en esta situación pasar por una detención", ha dicho.

Le interesa leer: Fitch amenaza con bajar todavía más el 'rating' de Cataluña tras convocar el 1-O

"Pero nos parece que si el Estado va en esa línea a nosotros nos servirá para demostrar de forma muy clara que el nivel de demofobia del Estado llega si cabe a la detención de cargos electos. Creo que es un tensionador que puede ayudar a darle fuerza a este referéndum", ha añadido.

Cree incluso que puede llamar a la participación, porque hará patente lo que se está jugando la ciudadanía: Seguir en un país que está dispuesto a detener a cargos electos o romper con él porque queremos construir uno nuevo para esto no pase".